Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Bombón de músico

Postres y dulces
Postre
Ocasiones especiales

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
chocolate negro ( de cobertura 100 gr ) chocolate negro de cobertura 100 gr
pistachos ( 1 cucharada ) pistachos 1 cucharada
almendra laminada ( 1 cucharada ) almendra laminada 1 cucharada
avellanas ( 1 cucharada ) avellanas 1 cucharada
pipas de girasol ( 1 cucharadita ) pipas de girasol 1 cucharadita
naranja ( confitada 1 cucharada ) naranja confitada 1 cucharada
Ocultar 4 personas
chocolate negro ( de cobertura 200 gr )
pistachos ( 2 cucharadas )
almendra laminada ( 2 cucharadas )
avellanas ( 2 cucharadas )
pipas de girasol ( 2 cucharaditas )
naranja ( confitada 2 cucharadas )
Ocultar 6 personas
chocolate negro ( de cobertura 300 gr )
pistachos ( 3 cucharadas )
almendra laminada ( 3 cucharadas )
avellanas ( 3 cucharadas )
pipas de girasol ( 3 cucharaditas )
naranja ( confitada 3 cucharadas )

Descripción

Estos bombones que, por su forma, más bien parecen galletas hechas exclusivamente de chocolate y frutos secos, deben su curioso nombre a que son tan extremadamente energéticos que resultan el tentempié perfecto para los músicos entre pieza y pieza de un concierto. Para obtener un bombón de músico brillante y con una consistencia crujiente, lo ideal es no fundir el chocolate tal cual y esperar a que vuelva a secarse sino atemperarlo. El atemperado es una técnica de repostería que requiere de precisión, paciencia y unos cuantos materiales. Los utensilios que vas a necesitar para elaborar tu bombón de músico son los siguientes: un buen termómetro de cocina, preferiblemente específico para chocolate, una espátula de silicona, un silpat o lámina antiadherente de silicona y un sistema para el enfriado. Lo tradicional es hacerlo sobre una superficie de mármol o, como mínimo, refrigerada en la nevera. Si no disponemos de nada parecido, un recipiente un poco más grande que el que usemos para calentar el chocolate lleno de agua con hielo es la solución más adecuada.

Paso 1:

Puedes fundir el chocolate en el microondas o al baño maría, pero nunca a fuego directo. Si lo haces al microondas, pon el chocolate troceado en un recipiente adecuado a ese electrodoméstico y caliéntalo en intervalos de 20 segundos, removiendo en cada pausa. Hay que tener mucho cuidado puesto que el chocolate se quema muy fácilmente en el microondas. Para el baño maría, coloca una olla de mayor tamaño que el recipiente para el chocolate con agua al fuego y espera a que se caliente. Debes vigilar que el chocolate no tenga contacto ninguno con el agua puesto que se estropearía. En ambos casos, comprueba muy a menudo la temperatura del chocolate hasta que alcance los 50°C. 

Paso 2:

Ahora toca enfriar el chocolate. El método tradicional consiste en verter dos tercios del chocolate caliente sobre una superficie de mármol o refrigerada y moverlo continuamente con dos espátulas para chocolate hasta que baje a los 28-29°C para devolverlo al recipiente donde aguarda el tercio restante y mezclarlo hasta que suba a los 30-31°C. El otro método es un poco más sencillo: retirar el recipiente de chocolate de la fuente de calor cuando alcance los 50°C, ponerlo sobre el recipiente de agua helada y remover hasta que descienda a los 28.29°C antes mencionados y volver a calentar muy suavemente para que alcance ese grado o par de grados extras. En ninguno de los dos métodos esa última temperatura debe sobrepasarse o habría que empezar de nuevo. Tampoco debe bajar significativamente, de modo que, mientras estés trabajando con él, deberás recalentarlo de vez en cuando unos segundos en el microondas teniendo mucho cuidado.

Paso 3:

Una vez atemperado el chocolate, podemos extenderlo sobre el silpat y darle la forma que queramos. Puedes hacer círculos anchos y de poco grosor para tener bombones en forma de galleta, o poner un molde en forma de corazón sobre la silicona y extender el chocolate dentro para darle forma. Antes de que se seque, reparte los pistachos, las almendras y las avellanas troceados, las pipas de girasol peladas y la naranja confitada. Presiónalos contra el chocolate para que se integren. 

Presentación:

Sólo queda que se seque el chocolate y ya tendrás tu bombón de músico, brillante y cargado de sabores y texturas. Sírvelo como aperitivo o como merienda con tu bebida favorita.

Sugerencia:

Tu bombón de músico tendrá un color y brillo increíbles si empleas una tableta de chocolate negro sin azúcares de la línea Vital de DIA.

En Demos la vuelta al día: Templar chocolate o temperar chocolate, ¿qué es?

En Demos la vuelta al día: Cómo fundir chocolate sin arruinarlo

En Demos la vuelta al día: Los 5 mejores amigos del chocolate

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.