Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Alitas de ángel

Postres y dulces
Postre
Internacional, Ocasiones especiales

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
harina ( 150 gr ) harina 150 gr
azúcar ( 30 gr ) azúcar 30 gr
huevos ( 1 ud ) huevos 1 ud
huevos ( (yemas) 2 uds ) huevos (yemas) 2 uds
queso cremoso ( 2 cucharadas ) queso cremoso 2 cucharadas
naranja ( (ralladura) 1/4 ud ) naranja (ralladura) 1/4 ud
limón ( (ralladura) 1/4 ud ) limón (ralladura) 1/4 ud
ron ( 1/2 cucharada ) ron 1/2 cucharada
vinagre de vino blanco ( 1/2 cucharadita ) vinagre de vino blanco 1/2 cucharadita
esencia aroma de vainilla ( 1/2 cucharadita ) esencia aroma de vainilla 1/2 cucharadita
sal ( 1/2 cucharadita ) sal 1/2 cucharadita
aceite de girasol aceite de girasol
azúcar glas azúcar glas
Ocultar 4 personas
harina ( 300 gr )
azúcar ( 60 gr )
huevos ( 2 uds )
huevos ( (yemas) 4 uds )
queso cremoso ( 4 cucharadas )
naranja ( (ralladura) 1/2 ud )
limón ( (ralladura) 1/2 ud )
ron ( 1 cucharada )
vinagre de vino blanco ( 1 cucharadita )
esencia aroma de vainilla ( 1 cucharadita )
sal ( 1 cucharadita )
aceite de girasol
azúcar glas
Ocultar 6 personas
harina ( 450 gr )
azúcar ( 90 gr )
huevos ( 3 uds )
huevos ( (yemas) 6 uds )
queso cremoso ( 6 cucharadas )
naranja ( (ralladura) 1 ud )
limón ( (ralladura) 1 ud )
ron ( 1 y 1/2 cucharadas )
vinagre de vino blanco ( 1 y 1/2 cucharaditas )
esencia aroma de vainilla ( 2 cucharaditas )
sal ( 1 y 1/2 cucharaditas )
aceite de girasol
azúcar glas

Descripción

¡Qué nombre tan evocador! Las alitas de ángel, “chrusciki” o “faworki” son unas galletas de masa frita en aceite y espolvoreadas con azúcar que tradicionalmente se consumen en Polonia durante la semana del equivalente polaco del Carnaval. Son también un dulce reservado para fiestas y ocasiones especiales, como bodas o la festividad de San José. Realmente son tan delicadas y crujientes que pueden hacer de cualquier día un día especial.

Paso 1:

Tamiza la harina y mézclala con el azúcar y la sal hasta que queden perfectamente integradas. Hazlo en un recipiente lo suficientemente amplio como para contener posteriormente toda la masa. Una vez amalgamadas, abre con las manos un agujero en el centro de la mezcla.

Paso 2:

En otro recipiente, bate enérgicamente con las varillas los huevos enteros, las yemas de huevo, el ron, el vinagre y la esencia de vainilla hasta obtener una sustancia homogénea, clara y espumosa. Añade las ralladuras de los cítricos y bate un par de minutos más.

Paso 3:

Vierte la mezcla de huevo y los demás ingredientes líquidos en el centro de los ingredientes en polvo y empieza a integrarlos poco a poco, amasando con las manos. En cuanto obtengas una pasta, agrega el queso crema y sigue amasando hasta que la masa sea uniforme y elástica. Si te resulta demasiado pegajosa, espolvorea las superficies de trabajo con harina.

Paso 4:

Enharina una mesa o tabla y extiende sobre ella la masa con ayuda de un rodillo hasta dejarla muy fina (dos milímetros de grosor aproximadamente). Con un cuchillo, corta tiras de masa de 12 centímetros de largo y 2 centímetros de ancho. Con el mismo cuchillo, realiza una hendidura en el centro de cada tira de unos 6 centímetros de largo. 

Paso 5:

Ahora viene la parte más intrincada y característica de las alitas de ángel. Coge un extremo de la tira, introdúcelo por la hendidura y sácalo por el otro lado hacia la misma dirección en la que estaba, creando algo parecido a un pequeño lazo ondulado. Repite el proceso con todas las tiras.

Paso 6:

Pon a calentar aceite abundante para freír las galletas. La mejor opción es aceite de girasol puesto que no confiere sabor a los fritos, pero si dispones de un aceite de oliva arbequina suave también es una buena opción. En cuanto el aceite alcance una temperatura elevada (unos 200ºC), fríe las alitas de ángel en tandas pequeñas para no bajar la temperatura del aceite. Fríelas durante un minuto aproximadamente, hasta que adquieran un tono ligeramente tostado. Al sacarlas, resérvalas sobre papel de cocina para que escurran el exceso de aceite.

Presentación:

Sirve tus alitas de ángel recién hechas y artísticamente distribuidas en una fuente. Espolvorea azúcar glas y acompaña con un té bien cargado y especiado.

Sugerencia:

Si ya es desagradable comer una croqueta o un filete empanado blandos y empapados de aceite, es aún peor si esto ocurre con la repostería.  Consigue una fritura crujiente y nada grasienta para tus alitas de ángel con el aceite de girasol DIA. 

En Demos la vuelta al día: La cocina se disfraza por Carnaval

En Demos la vuelta al día: Falafel, ¿qué es?

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.