Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Tarta salada de calabaza, queso y piñones

Verduras y frutas
Aperitivos y tapas, Entrantes, Primer plato, Tostas y bocadillos
Internacional, Ligera, Moderna, Para niños

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
calabaza ( 250 gr. ) calabaza 250 gr.
masa de hojaldre ( media plancha ) masa de hojaldre media plancha
piñones ( 20 gr. ) piñones 20 gr.
queso mascarpone ( 50 gr. ) queso mascarpone 50 gr.
queso azul ( 20 gr. ) queso azul 20 gr.
leche ( entera, 50 ml. ) leche entera, 50 ml.
huevos ( 1 ud. ) huevos 1 ud.
rúcula ( una cuantas hojas ) rúcula una cuantas hojas
cebolla ( media ) cebolla media
aceite de oliva aceite de oliva
sal sal
pimienta negra pimienta negra
limón ( un poco de cáscara -opcional- ) limón un poco de cáscara -opcional-
Ocultar 4 personas
calabaza ( 500 gr. )
masa de hojaldre ( 1 plancha )
piñones ( 40 gr. )
queso mascarpone ( 100 gr. )
queso azul ( 40 gr. )
leche ( entera, 100 ml. )
huevos ( 2 uds. )
rúcula ( un puñado de hojas )
cebolla ( 1 ud. )
aceite de oliva
sal
pimienta negra
limón ( medio, solo la cáscara -opcional- )
Ocultar 6 personas
calabaza ( 750 gr. )
masa de hojaldre ( 1 plancha y media )
piñones ( 60 gr. )
queso mascarpone ( 150 gr. )
queso azul ( 60 gr. )
leche ( entera, 150 ml. )
huevos ( 3 uds. )
rúcula ( un puñado de hojas )
cebolla ( una y media )
aceite de oliva
sal
pimienta negra
limón ( medio, solo la cáscara -opcional- )

Descripción

¿Quién ha dicho que las tartas son territorio dulce? Esta tarta salada de calabaza, queso y piñones es deliciosa y te hará quedar la mar de bien en cualquier celebración o reunión de amigos. Es original, bonita, rica y... muy sencilla de hacer. ¡No te la pierdas!

Paso 1:

Si has comprado la masa de hojaldre congelada, es momento de sacarla, para que vaya descongelándose poco a poco, a temperatura ambiente. Mientras tanto, cubre un molde bajo con papel de horno (solo el fondo, no los lados) o bien, engrásalo con un poco de mantequilla.

Paso 2:

Precalienta el horno a 180° y pon la masa de hojaldre –que ya estará maleable- en el molde bajo. Pínchala con un tenedor y cubre toda su superficie con otra capa de papel de horno, poniendo encima algunos garbanzos secos, a modo de contrapeso, para que la masa no suba. Cocina durante 20 minutos.

Paso 3:

Mientras se va horneando el hojaldre, ve partiendo en porciones la calabaza y pelándola. Pártela en dados pequeños, como de un centímetro… pero corta también unas cuantas tiras de calabaza en forma de barquitas finas, para adornar tu tarta. Como la cáscara de la calabaza es bastante dura… tendrás que emplearte a fondo con el cuchillo y tener un poco de cuidado, para que las ‘barquitas’ no se rompan. De todas formas, si se te rompe alguna… tampoco te preocupes demasiado, seguro que puedes disimularlo después.

Paso 4:

Cuece al vapor la calabaza para que no pierda sus propiedades durante 7 o 10 minutos. La calabaza no debe cocinarse del todo… debes tener en cuenta que luego la vas a meter en el horno, así que ahora solo debe ablandarse un poco.

Paso 5:

Pica la cebolla finita y póchala en una sartén con un chorrito de aceite de oliva a fuego suave, hasta que esté doradita, lo que le llevará unos 5 minutos. Retírala cuando esté lista.

Paso 6: 

Saca la masa del horno (pero no lo apages, porque enseguida vas a volver a necesitarlo). Retira los garbanzos y deja templar un poco el hojaldre, durante unos 5 minutos más o menos.

Paso 7:

En un bol, bate ligeramente los huevos, desmenuza el queso azul y añádelo. Pon también el queso mascarpone y trabaja toda la mezcla hasta que se integre. Añade la leche entera para darle suavidad al conjunto. Añade también la cebolla pochada y los daditos de calabaza cocida. Mezcla todo bien. Salpimienta.

Paso 8:

Vierte el relleno de tu tarta sobre el molde con el hojaldre… vigilando que quede bien repartido. Dispón por encima a modo de decoración las barquitas de calabaza y reparte por encima los piñones. Vuelve a meter de nuevo en el horno unos 25 o 30 minutos… o hasta que dorada y apetitosa.

Presentación:

Sirve tu tarta salada de calabaza, queso y piñones tibia, con rúcola por encima y un poco de ralladura de la cáscara del limón (esto es opcional). ¡Está deliciosa!

Sugerencia:

Prueba a hacer esta receta con la masa de hojaldre marca DIA, que dará el mejor de los  resultados posibles en una receta como ésta. Emplea también la leche entera marca DIA… con todo su sabor. ¡Notarás la diferencia!

Truco ahorro:

Guarda los garbanzos secos y horneados en una bolsita de tela. Cada vez que hagas esta tarta, o cualquier otro tipo de tarta dulce o salada… o una masa quebrada… puedes volver a emplearlos sin problema, como contrapeso para que la masa no suba ni se hinche durante el horneado.

En Demos la vuelta al día: Cómo aprovechar la calabaza pasado Halloween

En Demos la vuelta al día: Recetas con calabaza

En Demos la vuelta al día: La cocina en Otoño: ¿que comer en esta temporada?

 

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.