Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Pastel de espinacas y gorgonzola

Verduras y frutas, Panes y masas
Entrantes, Plato caliente, Primer plato
Ligera, Moderna, Para niños

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
espinacas ( congeladas, 250 gr. ) espinacas congeladas, 250 gr.
queso gorgonzola ( 100 gr. ) queso gorgonzola 100 gr.
cebolla ( media ) cebolla media
ajo ( 1 diente ) ajo 1 diente
pasta filo ( o masa brick, 5 hojas ) pasta filo o masa brick, 5 hojas
huevos ( 2 pequeños o 1 grande ) huevos 2 pequeños o 1 grande
aceite de oliva aceite de oliva
pimienta negra pimienta negra
sal sal
Ocultar 4 personas
espinacas ( congeladas, 500 gr. )
queso gorgonzola ( 200 gr. )
cebolla ( 1 )
ajo ( 2 dientes )
pasta filo ( o masa brick, 10 hojas )
huevos ( 3 )
aceite de oliva
pimienta negra
sal
Ocultar 6 personas
espinacas ( congeladas, 750 gr. )
queso gorgonzola ( 300 gr. )
cebolla ( 1 grande )
ajo ( 2 dientes )
pasta filo ( o masa brick, 15 hojas )
huevos ( 4 grandes )
aceite de oliva
pimienta negra
sal

Descripción

Este pastel de espinacas y gorgonzola es una perfecta opción saludable para un picoteo, o una cena informal… puedes usar también para elaborarlo tu queso favorito, si crees que el gorgonzola es un poco fuerte. En cualquier caso, te quedará delicioso, crujiente… y recién hecho está exquisito. 

Paso 1: 

Pon en un cazo grande agua a hervir con sal y añade las espinacas (sigue las instrucciones del fabricante para que queden en su punto). Una vez cocidas, pásalas por agua fría y reserva.

Paso 2: 

Pica la cebolla bien menuda (aquí puedes ver cómo cortar verduras ¡como todo un profesional!). En una sartén con un chorrito de aceite, ponla a pochar  junto al diente de ajo, también bien picado. Tienen que quedar con un color doradito y será entonces cuando debas echarlas 

Paso 3: 

Rehoga con un hilito de aceite y remueve muy bien el conjunto. Entonces añade el huevo y ve envolviendo todo como si estuvieras haciendo un revuelto. Ahora el toque de la sal y la pimienta a tu gusto… y retira del fuego. En ese momento añade el queso gorgonzola cortado en trozos (como del tamaño de una almendra más o menos…). 

Paso 4: 

En una bandeja de cristal apta para horno pon 2 hojitas de masa brik o filo y pincela con aceite ligeramente, y pon un poco de las espinacas . Repite la operación  hasta terminar con la masa como última capa (el montaje es como si de una lasaña se tratara). Pon a precalentar el horno a 200 grados. 

Paso 5: 

Mete en el horno ya caliente durante unos 10 ó 15 minutos o hasta que la masa esté crujiente y doradita.

Presentación: 

Deja atemperar unos minutos y sirve en la misma bandeja del horneado. Es mejor que cortes las porciones en la mesa porque al servir de puedes desestructurar…y porque seguramente…tus comensales repetirán. 

Sugerencia: 

En una receta de pastel de espinacas y gorgonzola, donde los ingredientes son muy básicos,  merece la pena que elijas ingredientes de primera, y adereza con el ‘oro líquido’ de calidad, como el aceite de oliva virgen extra marca DIA, seleccionado de los mejores productores nacionales. 

En Demos la vuelta al día: recetas para cenar 

En Demos la vuelta al día: recetas al horno

En Demos la vueltas al día: recetas baratas

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.