Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Lasaña de gambas y pesto

Arroces y pastas
Plato caliente, Plato único
Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
láminas de lasaña ( 10 uds ) láminas de lasaña 10 uds
gambas ( 200 gr ) gambas 200 gr
mantequilla ( 10 gr ) mantequilla 10 gr
harina ( 12 gr ) harina 12 gr
leche ( 240 ml ) leche 240 ml
queso mozzarella ( 80 gr ) queso mozzarella 80 gr
nuez moscada nuez moscada
queso parmesano queso parmesano
aceite de oliva vírgen extra aceite de oliva vírgen extra
sal sal
pimienta negra pimienta negra

Para la salsa:

albahaca ( 20 gr ) albahaca 20 gr
piñones ( 15 gr ) piñones 15 gr
queso parmesano ( 40 gr ) queso parmesano 40 gr
ajo ( 1 puntita ) ajo 1 puntita
aceite de oliva vírgen extra ( 32 ml ) aceite de oliva vírgen extra 32 ml
Ocultar 4 personas
láminas de lasaña ( 20 uds )
gambas ( 400 gr )
mantequilla ( 20 gr )
harina ( 24 gr )
leche ( 480 ml )
queso mozzarella ( 160 gr )
nuez moscada
queso parmesano
aceite de oliva vírgen extra
sal
pimienta negra

Para la salsa:

albahaca ( 40 gr )
piñones ( 30 gr )
queso parmesano ( 80 gr )
ajo ( 1/4 ud )
aceite de oliva vírgen extra ( 64 ml )
Ocultar 6 personas
láminas de lasaña ( 30 uds )
gambas ( 600 gr )
mantequilla ( 30 gr )
harina ( 36 gr )
leche ( 720 ml )
queso mozzarella ( 240 gr )
nuez moscada
queso parmesano
aceite de oliva vírgen extra
sal
pimienta negra

Para la salsa:

albahaca ( 60 gr )
piñones ( 45 gr )
queso parmesano ( 120 gr )
ajo ( 1/2 ud )
aceite de oliva vírgen extra ( 96 ml )

Descripción

¿Hay alguien que pueda resistirse a un suculento y humeante plato de lasaña recién hecha? La pasta suave, el relleno fundiéndose, el aroma que se extiende por toda la casa… desde luego, el gato Garfield sabía lo que se hacía. Esta lasaña de gambas y pesto es una versión liviana y refrescante de la receta tradicional, pero no pierde ni un ápice de su goloso encanto.

Paso 1:

Precalienta el horno a 180°C, así lo tendrás a la temperatura adecuada cuando toque hornear la lasaña de gambas y pesto.

Paso 2:

Pon una cacerola con agua abundante al fuego. Cuando rompa a hervir, añade un puñado de sal y cuece las láminas de lasaña siguiendo las instrucciones del fabricante que constan en el paquete. Una vez hechas, déjalas secar sobre un trapo limpio.

Paso 3:

Coloca la leche en un cazo y pon éste al fuego. Ralla nuez moscada al gusto por encima para aromatizarla. La leche debe calentarse pero no hervir.

Paso 4:

En una cazuela o sartén de paredes altas, derrite la mantequilla junto a un chorrito de aceite para que no se queme. Agrega entonces la harina y remueve con unas varillas hasta mezclar ambas. Deja tostar este roux hasta que adquiera un leve tono dorado.

Paso 5:

Añade la leche caliente en un hilillo constante sin dejar de remover para que no se formen grumos. Cuando esté perfectamente integrada, deja reducir unos minutos hasta que adquiera consistencia.

Paso 6:

Corta la mozzarella en trozos pequeños y agrégalos a la salsa bechamel. Remueve hasta que se funda. Prueba de sal y pimienta y corrige si es necesario. Deja reducir hasta que tenga una textura densa pero fluida. Retira del fuego y reserva.

Paso 7:

Lava la albahaca, sécala completamente y deshójala. Colócala en un vaso de batidora junto al queso parmesano rallado, el ajo, los piñones y un poco de sal y tritúralos. Si resulta complicado por su sequedad, añade un poco del aceite reservado para la salsa pesto. Cuando hayas conseguido una textura de tropezones finos, empieza a agregar el resto del aceite en un hilillo mientras sigues batiendo para amalgamar la salsa. Deja de batir cuando esté integrada.

Paso 8:

Pela las gambas (o adquiere colas de gambas ya peladas). Las cabezas y las cáscaras puedes hornearlos y emplearlos para dar una inyección de sabor a marisco a caldos, cremas y salsas.

Paso 9:

Calienta un poco de aceite en una sartén y saltea las gambas durante un minuto hasta que se doren ligeramente. No es necesario que terminen de cocinarse puesto que eso ocurrirá en el horno.

Paso 10:

Extiende una fina capa de salsa bechamel con queso sobre la base de un molde cuadrado adaptado para horno. Distribuye una primera tanda de láminas de lasaña cocidas hasta cubrir el fondo. Reparte encima un primer piso de gambas, unas cucharadas de salsa pesto y un chorro de bechamel con queso y vuelve a cubrir con la pasta. Repite el proceso hasta que se acaben las láminas y reserva una pequeña cantidad de salsa bechamel con queso para cubrir la última capa de pasta. Corónalo todo con queso parmesano rallado al gusto.

Paso 11:

Mete el molde en el horno precalentado unos 15 minutos. Cuando la parte superior esté dorada y gratinada, tu lasaña de gambas y pesto estará lista para servir.

Presentación:

Sirve la lasaña de gambas y pesto en una fuente que le ayude a conservar el calor. Puedes saltear unas gambas que conserven la cabeza y la cola para distribuir por encima a modo de decoración.

Sugerencia:

Puedes hacer esta riquísima lasaña de gambas y pesto aunque no tengas demasiado tiempo. Para ello, recurre a la salsa bechamel envasada de DIA. Caliéntala aparte, añádele el queso para que se funda y apenas notarás la diferencia.

En Demos la vuelta al día: Pesto y cía.: salsa italianas 

En Demos la vuelta al día: Los secretos de la bechamel perfecta

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.