Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Galletas danesas

Postres y dulces
Postre
Para niños, Tradicional
Especificaciones: 
La masa debe reposar durante 1 hora

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
mantequilla ( 100 gr. ) mantequilla 100 gr.
sal ( una pizca ) sal una pizca
esencia aroma de vainilla ( media cudharilla ) esencia aroma de vainilla media cudharilla
azúcar glas ( 100 gr. ) azúcar glas 100 gr.
huevos ( 1 ud., pequeño, solo la clara ) huevos 1 ud., pequeño, solo la clara
harina ( 125 gr. ) harina 125 gr.
azúcar ( para decorar ) azúcar para decorar
chocolate negro ( pepitas, para decorar ) chocolate negro pepitas, para decorar
Ocultar 4 personas
mantequilla ( 200 gr. )
sal ( media cucharilla )
esencia aroma de vainilla ( 1 cucharilla )
azúcar glas ( 200 gr. )
huevos ( 1 ud., solo la clara )
harina ( 250 gr. )
azúcar ( para decorar )
chocolate negro ( pepitas, para decorar )
Ocultar 6 personas
mantequilla ( 300 gr. )
sal ( media cucharilla )
esencia aroma de vainilla ( 1 cucharilla y media )
azúcar glas ( 300 gr. )
huevos ( 2 uds., solo la clara )
harina ( 375 gr. )
azúcar ( para decorar )
chocolate negro ( pepitas, para decorar )

Descripción

Todo un clásico de la repostería... las galletas danesas. Una receta sencilla, para unas galletas que no solo están deliciosas... sino que seguro que te traen infinidad de recuerdos. ¿Quién no ha disfrutado durante su infancia de aquellas latas azules en las que las galletas, con diferentes formas, se agrupaban de 4 en 4 dentro de unos papelitos rizados? ¿Cuál eran tus favoritas? Las redonditas con pepitas de chocolate, las rectangulares con azúcar, el nudo o las ralladas... Ahora, puedes hacerlas en casa

Paso 1:

Tamiza la harina y pásala a un bol. Tamizar no es más que pasar la harina por un colador de trama fina o tamiz... al hacer esto entra aire entre las partículas de harina y ésta queda más suelta, aireada. Se trata de un proceso muy habitual en repostería que evita grumos y da lugar a unos postres más esponjosos.

Paso 2:

Añade la pizca de sal a la harina.

Paso 3:

Aparte, mezcla la mantequilla en pomada con el azúcar glas. Es importante que la mantequilla esté a temperatura ambiente, para que no esté dura y se pueda manejar... si estuviera fría del frigorífico estaría muy dura y no sería maleable. ¡El resultado no sería el mismo!.

Paso 4:

Trabaja bien la mezcla y añade la clara del huevo, y la esencia de vainilla. Mezcla bien.... si es posible con una batidora de varillas.

Paso 5:

Añade esta mezcla al bol de la harina y sigue trabajando la mezcla hasta que se integren todos los ingredientes. Cuando la mezcla esté muy dura, sácala del bol y sigue trabajándola sobre la encimera. Amasa hasta que tengas una mezcla uniforme.

Paso 6:

Divide en dos bolas la masa, envuélvelas en plástico film y métela en la nevera durante una hora.

Paso 7:

Pasado este tiempo, estira la masa con la ayuda de un rodillo hasta dejarla con un grosor de 4 o 5 milímetros. Corta tus galletas danesas con la ayuda del molde de que más te guste... aunque lo ideal es que lo hagas con las 4 formas de las galletas danesas tradicionales: las redondas, las rectangulares, las que son como un lazo y las ralladas (para estas necesitarás hacerlas con manga... lo que resulta un poco más complicado, pues se trata de una masa bastante dura... quizá esta forma debas hacerla antes de enfriar la masa en la nevera).

Paso 8:

A media que las vayas haciendo, ve colocándolas sobre una bandeja de horno engrasada o cubierta con papel de horno, también ligeramente engrasado. Recoge los recortes de la masa, vuelve a amasarla y estirarla, y ve cortando más galletas danesas... así hasta acabar con la masa.

Paso 9:

¡Ah! y para que tus galletas danesas sean iguales que las originales... pon un poco de azúcar sobre las galletas rectangulares y coloca unas pepitas de chocolate sobre las redondas.

Paso 10:

Mete las galletas danesas en el horno, precalentado a 180° y hornea durante 10 minutos o hasta que estén doraditas en la superficie. Cuando saques las galletas danesas, deja que se enfríen sobre una rejilla.

Presentación:

Sirve tus galletas en una bonita bandeja o... por qué no, ponlas en una lata redonda. ¡Estas galletas danesas gustarán a todo el mundo!.

Sugerencia:

Hacer galletas danesas en casa es muy fácil... la clave para que estén ricas, exactamente igual que las que comías en tu infancia de aquella lata redonda azul es la mantequilla. No dudes en emplear la mantequilla sin sal marca DIA, que es de la máxima calidad y da un excelente resultado en repostería.

En Demos la vuelta al día: Los 10 Mandamientos del buen repostero

En Demos la vuelta al día: Magdalenas, muffins y cupcakes: encuentra las 7 diferencias

En Demos la vuelta al día: Dale ¡sabor! a tu azúcar

En Demos la vuelta al día: Las 6 claves para cocinar la pasta seca

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.