Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Ternera para guisar

Ternera para guisar

La ternera para guisar debe tener ciertas características para conseguir que, una vez esté listo el guiso, la carne quede muy tierna y fácil de comer. Al hacer un guiso la carne debe de quedar hecha de forma que no haga casi falta el cuchillo para cortarla, y para esto no valen todos los trozos. Cada corte de carne de ternera tiene su forma más apropiada de cocinarse, aunque evidentemente cada uno puede decidir cómo le gusta más hacerlo. Para hacer un guiso las partes más utilizadas comúnmente son el morcillo, el osobuco y el rabo, entre otras. Ya sea para guisos con caldo o con cualquier tipo de salsa, esta ternera adquiere una ternura a medida que se va haciendo y se empapa de sabor. ¡El buen resultado está asegurado! Además de unos guisos de ternera riquísimos, también puedes encontrar carnes en salsa riquísimas o estofados buenísimos y fáciles de hacer.