Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Recetas de faisán

Existen muchas opciones de recetas con faisán para hacer en casa cómodamente, pero es conveniente elegir bien la que se va a querer hacer porque este ave de corral es bastante exquisito y no hay que desaprovechar las pocas veces que nuestro paladar prueba semejante manjar. Se trata de un tipo de carne poco grasa, muy tierna y considerablemente jugosa, más si es hembra. Al igual que el resto de aves, será una carne más grasienta si se come con piel y contiene muchas proteínas de alto valor biológico. La carne de faisán se puede hacer de muchas maneras —por ejemplo, en salsa o al foie— aunque para conservar sus propiedades intactas lo más indicado es en el horno. Es importante bañarla con su propio jugo porque tiende a quedarse seca y así es como pierde toda la exquisitez. Al ser una carne de ave poco común en la dieta diaria, es importante respetar siempre el protagonismo de su sabor en la receta que se vaya a hacer porque, de lo contrario, sería como tirar el dinero. En definitiva, preparar el faisán es parecido a cocinar el pato, son carnes sofisticadas y hay que intentar que conserven su sabor hasta llegar a la mesa.