Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Tomates rellenos

Verduras y frutas
Aperitivos y tapas, Entrantes, Primer plato
Para llevar

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
tomates ( 4 uds ) tomates 4 uds
cebolla ( 1/2 ud ) cebolla 1/2 ud
ajo ( 2 dientes ) ajo 2 dientes
queso ( ricota 80 gr ) queso ricota 80 gr
queso parmesano ( 60 gr ) queso parmesano 60 gr
anchoas ( en conserva 4 uds ) anchoas en conserva 4 uds
pan rallado ( 50 gr ) pan rallado 50 gr
albahaca albahaca
Ocultar 4 personas
tomates ( 8 uds )
cebolla ( 1 ud )
ajo ( 4 dientes )
queso ( ricota 160 gr )
queso parmesano ( 120 gr )
anchoas ( en conserva 8 uds )
pan rallado ( 100 gr )
albahaca
Ocultar 6 personas
tomates ( 12 uds )
cebolla ( 1 y 1/2 ud )
ajo ( 6 dientes )
queso ( ricota 250 gr )
queso parmesano ( 180 gr )
anchoas ( en conserva 12 uds )
pan rallado ( 150 gr )
albahaca

Descripción

En cuestión de versatilidad, el tomate no tiene mucha competencia. Fresco, asado, en gazpacho, en salsa… ¿qué no hacemos con esta joya roja venida de América? Una de las preparaciones más completas consiste en rellenarlo de lo que queramos, lo que lo convierte en un excelente entrante. Fríos están deliciosos, pero estos tomates rellenos de queso y pan rallado tienen una suculencia difícil de alcanzar. Simplemente imagina clavar el cuchillo y el tenedor y ver y oler todo ese queso fundido derramándose…

Paso 1:

Lava cuidadosamente los tomates y, con un cuchillo, retírales la parte de arriba. Ayúdate de una cucharilla o un sacabolas para vaciarlos y reserva el líquido y la carne que obtengas. Desecha las semillas.

Paso 2:

Corta el ajo y la cebolla en brunoise, esto es, en daditos lo más pequeños que puedas. Pon una sartén con un poco de aceite en el fondo y póchalos a fuego lento. Cuando la cebolla esté transparente, retírala junto al ajo del fuego y escúrrelos sobre un papel absorbente.

Paso 3:

Mezcla en un mismo recipiente la parte aprovechable del vaciado de los tomates, el ajo, la cebolla, los filetes de anchoa desmigados, el queso ricota, el queso parmesano rallado (reserva unas lascas para decorar los tomates), el pan rallado (reserva una cuarta parte para cubrir los tomates) y la mayor parte de la albahaca troceada (reserva unas hojas para decorar el plato). Si el resultado queda demasiado seco, añádele aceite de oliva; si por el contrario resulta demasiado húmedo, espolvorea un poco más de pan rallado.

Paso 4:

Con la ayuda de una cucharilla, introduce con cuidado el relleno en los tomates, vigilando que no se rompan las paredes. Una vez llenos,  cubre la abertura con pan rallado, parmesano y albahaca.

Paso 5:

Coloca los tomates rellenos en una fuente para hornear y mételos en el horno precalentado a 180ºC durante aproximadamente 30 minutos. Obsérvalos a menudo: cuando el pan rallado forme una costra tostada es el momento de sacarlos. 

Presentación:

Sirve los tomates rellenos en un plato apoyados sobre la base y con su “tapa” por encima. Riégalos con un hilillo de aceite de oliva y no tengas problemas en añadir un poco más de queso parmesano y albahaca fresca. ¡Nunca sobran!

Sugerencia:

La gama Delicious de DIA incluye una exquisita conserva de anchoas en aceite de oliva y el queso Grana Padano necesario para dar personalidad a tus tomates rellenos.

Alternativas:

Prueba a sustituir el queso ricota por requesón o por queso fresco. Y si quieres unos tomates rellenos vegetarianos, cambia las anchoas por alcaparras.

En Demos la vuelta al día: Doce mitos de la alimentación al descubierto: verdades y mentiras

En Demos la vuelta al día: Fotografía culinaria: parecer un profesional en 7 claves

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.