Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Tarta de calabaza con cabrales

Huevos y patatas, Verduras y frutas
Plato único
Moderna

Ingredientes:

Ocultar 6 personas
comensales: 6 500 g de masa de hojaldre congelada
200 g de calabaza
1 calabacín
1 cebolleta
1 diente de ajo
1 vasito de nata líquida
80 g de queso cabrales u otro queso azul
30 g de queso manchego
4 cucharadas de mantequilla
1 huevo
1/2 cucharadita de pimienta
sal a gusto

Descripción

Esta tarta de calabaza con cabrales es una demostración de lo bien que casan estos dos elementos. Se juntan la dulzura de la calabaza con el salado y la cremosidad del queso, haciendo que este plato se convierta en una autentica maravilla para los sentidos.
Empezaremos preparando el relleno de la tarta. Para ello cortar el calabacín en dados, pelar la calabaza y cortarla también en dados.
Pelar y picar finamente la cebolleta y el ajo. Cocer la calabaza en agua salada durante 10 minutos y escurrirla.
Aparte, derretir la mantequilla en una sartén y añadir los dados de calabaza, el ajo y la cebolleta. Cocer tapado durante 10 minutos.
Agregar el calabacín, salpimentar la preparación y cocer 5 minutos más. Fuera del fuego, incorporar la nata, el huevo, y los quesos. Mezclar y dejar enfriar un poco. Procurar que esta mezcla este bien espesa para que a la hora de rellenar la tarta no se salga.
Para armar esta tarta la podemos hacerlo de dos formas. Como yo prefiero suele ser cogiendo una placa de hojaldre, estirarla y verter encima el relleno. Después enrollar la masa con el relleno a modo de brazo gitano, y sellar los bordes. También puedes hacerlo de forma de tarta convencional. Entonces tienes que estirar las dos planchas por separado. Acomodar una de las panchas en un molde para tarta previamente enmantecada. Reservar la otra plancha para tapar la tarta.
Pinchar con tenedor la masa acomodada en el molde o asadera y reservar. Verter el relleno. Tapar la tarta con la masa reservada. El siguiente paso, sea como sea que hayamos decidido hacerla, es pincharla con un tenedor, pincelarla con huevo batido y hornearla entre 30 y 40 minutos. Servir la tarta caliente cortada en pociones medianas o pequeñas.

Si quieres que la tarta no engorde tato ni sea tan pesada, lo que puedes hacer es sustituir la nata por queso de Burgos o queso para untar "Light", mezclado con un poco de leche desnatada.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.