Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Patatas a la mostaza

Huevos y patatas
Entrantes, Guarnición, Plato caliente
Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
patatas ( nuevas 500 gr ) patatas nuevas 500 gr
mostaza ( a la antigua 1 cucharada ) mostaza a la antigua 1 cucharada
pepinillos ( 2 uds ) pepinillos 2 uds
limón ( zumo y ralladura 1/2 ud ) limón zumo y ralladura 1/2 ud
aceite de oliva aceite de oliva
sal sal
pimienta negra pimienta negra
Ocultar 4 personas
patatas ( nuevas 1 kg )
mostaza ( a la antigua 2 cucharadas )
pepinillos ( 4 uds )
limón ( zumo y ralladura 1 ud )
aceite de oliva
sal
pimienta negra
Ocultar 6 personas
patatas ( nuevas 1 y 1/2 kg )
mostaza ( a la antigua 3 cucharadas )
pepinillos ( 6 uds )
limón ( zumo y ralladura 1 y 1/2 ud )
aceite de oliva
sal
pimienta negra

Descripción

Esta guarnición de aires centroeuropeos combina a la perfección con carnes y pescados que necesiten un complemento fuerte y vibrante. Con muy poquitos ingredientes y una elaboración sencilla puedes obtener una guarnición o un entrante completo a modo de ensalada tibia. Acompaña tus patatas a la mostaza de una cerveza tipo lager y siéntete como si estuvieras en una taberna de Praga o Budapest.

Paso 1:

Precalienta el horno a 200ºC. Lava cuidadosamente las patatas debajo del grifo ayudándote de un cepillito suave para que no haya ningún rastro de tierra en la piel.  Escoge preferentemente patatas nuevas de un mismo tamaño, entre mediano y pequeño. 

Paso 2:

Pon al fuego una olla con agua en abundancia y sal y llévala a ebullición. Cuando rompa a hervir, introduce las patatas y cuece durante 15 minutos. Sácalas y escúrrelas. 

Paso 3:

Ralla el limón y luego exprímelo. Reserva la ralladura y el zumo por separado. En un mismo recipiente mezcla la mostaza, el zumo de limón y un generoso chorro de aceite.

Paso 4:

Dispón las patatas en una fuente o sartén adaptada para horno y distribuye por encima la mezcla de mostaza, aceite y limón. Espolvorea sal y pimienta molida y mete la bandeja al horno durante aproximadamente 20 minutos o hasta que la piel adquiera un tono ligeramente tostado y al pinchar las patatas con una brocheta estén tiernas.

Paso 5:

Mientras las patatas terminan de hacerse en el horno, pica finamente los pepinillos encurtidos. Si en lugar de pepinillos en vinagre consigues encontrarlos agridulces o a la mostaza, no dudes en sustituirlos. Mézclalos con media cucharadita de aceite.

Presentación:

Sirve tus patatas a la mostaza recién hechas en la misma fuente que has utilizado para hornearlas (no te olvides de usar un salvamanteles) y con el pepinillo picado coronándolas. Utilízalas como guarnición para un asado de carne o un pescado azul horneado.

Sugerencia:

Si quieres una cobertura de sabor intenso y textura granulosa firme para tus patatas a la mostaza, tienes que probar la mostaza a l’ ancienne de la línea Delicious de DIA. Sugerente y combativa, se funde perfectamente con la cremosidad de la patata.

En Demos la vuelta al día: We love patatas fritas

En Demos la vuelta al día: 5 placeres para el paladar que se hacen esperar

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.