Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Mini Croquembouche

Postres y dulces
Postre
Internacional, Ocasiones especiales, Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 2 personas

Para la masa choux:

harina ( 150 gr. ) harina 150 gr.
huevos ( 4 uds. ) huevos 4 uds.
mantequilla ( 100 gr. ) mantequilla 100 gr.
agua ( 250 ml ) agua 250 ml
sal ( una pizquita ) sal una pizquita

Para el relleno:

nata para montar ( 250 ml. ) nata para montar 250 ml.
azúcar glas ( 40 gr. ) azúcar glas 40 gr.
esencia aroma de vainilla ( unas gotas ) esencia aroma de vainilla unas gotas

Para el caramelo:

azúcar ( 250 gr. ) azúcar 250 gr.
miel ( 40 gr. ) miel 40 gr.
agua ( 65 ml. ) agua 65 ml.
Ocultar 4 personas

Para la masa choux:

harina ( 300 gr. )
huevos ( 8 uds. )
mantequilla ( 200 gr. )
agua ( 500 ml. )
sal ( una pizca )

Para el relleno:

nata para montar ( 500 ml. )
azúcar glas ( 80 gr. )
esencia aroma de vainilla ( unas gotas )

Para el caramelo:

azúcar ( 500 gr. )
miel ( 80 gr. )
agua ( 130 ml. )
Ocultar 6 personas

Para la masa choux:

harina ( 450 gr. )
huevos ( 12 uds. )
mantequilla ( 300 gr. )
agua ( 750 ml. )
sal ( una pizca )

Para el relleno:

nata para montar ( 750 ml. )
azúcar glas ( 120 gr. )
esencia aroma de vainilla ( unas gotas )

Para el caramelo:

azúcar ( 750 gr. )
miel ( 120 gr. )
agua ( 195 ml. )

Descripción

Mini croquembouche… atención a esta receta, porque aunque sea mini, una coquemboche son palabras mayores. Estamos ante un postre no solo delicioso, sino también elegante y de lo más vistoso. Se trata de una torre formada por profiteroles o petit choux, rellenos o no, colocados artísticamente en forma de cono y adornados con caramelo.

La palabra croquembouche viene de croque-en-bouche, que en francés significa, literalmente, cruje en boca. Por el caramelo, que aporta el toque crujiente, y por la masa del profiterol que si está bien hecha resultará ligeramente crujiente por fuera y tierna por dentro.

No es que sea difícil, pero sí requiere cierta maña, habilidad y paciencia. Pero para una ocasión especial, el resultado merece la pena. Prueba a hacer en casa esta mini croquembouche, y a medida que vayas cogiendo soltura… ve añadiéndole altura. 

PAra los profiteroles:

Paso 1:

Acerca al fuego un cazo amplio con la mantequilla partida en cubos pequeños para que se derritan antes. Añade la pizca de sal y el agua y lleva a ebullición.

Paso 2:

En cuanto llegue a hervir retira del fuego e incorpora la harina tamizada de un golpe. 

Paso 3:

Remueve enérgicamente con la ayuda de una espátula para que se integren todos los ingredientes. Al final debes obtener una especie de pasta parecida al puré de patatas.

Paso 4:

Acerca de nuevo al fuego, muy suave. Mueve y aprieta la masa con la ayuda de una espátula de silicona sin pararar… durante al menos 15 minutos. El objetivo es que se evapore el agua que contiene. Al final, la masa debe quedar bien seca. Pasa a un bol y deja enfriar.

Paso 5:

Cuando la masa ya esté tibia, ve incorporando los huevos, ligeramente batidos, de uno en uno y moviendo con la ayuda de la espátula. No incorpores el siguiente huevo hasta que la masa no haya integrado completamente el anterior. Poco a poco, la masa irá cogiendo brillo y se irá poniendo pegajosa. Al final debe quedar lisa y brillante.

Paso 6:

Coloca la masa en una manga pastelera con boquilla lisa y ve colocando bolitas pequeñas sobre la bandeja del horno cubierta con papel vegetal. Eso sí, asegúrate de dejar suficiente espacio entre unas y otras.

Paso 7:

Hornea a 180 ºC durante 25 minutos o hasta que los profiteroles estén bien doraditos. Sácalos y déjalos enfriar sobre una rejilla.

Para el relleno:

Paso 1:

Coloca la nata, que debe estar muy fría, en un bol y bate con ayuda de unas varillas eléctricas hasta que empiece a montar. Añade en ese momento el azúcar glas y la esencia de vainilla y sigue batiendo hasta montar la nata perfectamente.

Paso 2:

Coloca la nata en una manga pastelera y ve rellenando cada profiterol, que deberás abrir un poquito con la ayuda de un cuchillo. Rellena solo un poquito, no te pases.

Para el caramelo:

Paso 1:

Acerca al fuego un cazo antiadherente con el azúcar, el agua y la miel y lleva a ebullición. Deja cocer unos 15 minutos. En ese momento coloca en un baño María invertido, es decir, coloca el cazo en un recipiente con agua muy fría con hielo para cortar la cocción.

Para el montaje:

Paso 1:

Haz un cono con una cartulina y fórrala con papel vegetal (o te arriesgas a que la mini croquembouche se pegue a la cartulina). Coge un profiterol y mójalo ligeramente en caramelo en sus punto de unión, es decir, coloca un punto de caramelo en aquellos lugares en los que quieras que los profiteroles se peguen entre sí. Procura esconder también los puntos por los que has rellenado los profiterlos y queden hacia dentro del cono. Así, ve poniendo capas de profiteroles hasta terminar con el último. 

Paso 2:

Deja secar el caramelo y desmolda tu croquembouche de la cartulina con mucho cuidado para que no se rompa.

Paso 3:

Riega la mini croquembouche con un hilito de caramelo para formar sus filamentos decorativos exteriores. Ayúdate de una cucharilla.

Presentación:

Sirve tu mini croquembouche… y deja que tus invitados se queden con la boca abierta.

Sugerencia:

Para hacer el caramelo de este mini croquembouche, prueba la nueva línea de mieles gourmet de DELICIOUS de DIA… son extraordinarias y hay diferentes sabores entre los que elegir: miel de ecucalipto, miel de azahar, miel de romero…

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.