Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Flamenquines tradicionales

Carnes
Plato caliente, Plato único
Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
cinta de lomo de cerdo ( 400 gr ) cinta de lomo de cerdo 400 gr
jamón serrano ( 200 gr ) jamón serrano 200 gr
harina harina
huevos huevos
aceite de oliva vírgen extra aceite de oliva vírgen extra
sal sal
pimienta negra pimienta negra
Ocultar 4 personas
cinta de lomo de cerdo ( 800 gr )
jamón serrano ( 400 gr )
harina
huevos
aceite de oliva vírgen extra
sal
pimienta negra
Ocultar 6 personas
cinta de lomo de cerdo ( 1 kg 200 gr )
jamón serrano ( 600 gr )
harina
huevos
aceite de oliva vírgen extra
sal
pimienta negra

Descripción

Pocos platos hay más típicos que los flamenquines en las tascas andaluzas. Este escalope relleno de jamón y tocino y frito en buen aceite de oliva lleva sobre sus crujientes espaldas una antiquísima disputa sobre su paternidad: que si es cordobés, que si nació en una taberna de Andújar y por lo tanto es jienense… Lo que sí está claro es que se pueden encontrar excelentes flamenquines por toda la comunidad y, si te pilla lejos, puedes hacerlos en casa con esta receta tradicional y descubrir lo sencillísimos, divertidos y sabrosos que son.

Paso 1:

Extiende los filetes de cinta de lomo sobre una superficie lisa, resistente e higiénica (un tabla de cocina amplia puede servir perfectamente). Sazónalos por ambas caras con sal y pimienta negra recién molida. Cúbrelos con papel film y aplástalos con una maza o pasando el rodillo por encima. Deben quedar razonablemente finos.

Paso 2:

Separa las lonchas de jamón ibérico y extiéndelas sobre los filetes de cinta de lomo aplanados hasta cubrirlos. A continuación, enrolla los filetes sobre sí mismos atrapando el jamón dentro del rollo.

Paso 3:

Pon a calentar una cazuela con abundante aceite de oliva y espera a que alcance la temperatura adecuada de fritura.

Paso 4:

Tamiza la harina para asegurarte de eliminar todos los grumos. Casca el huevo y bátelo con un tenedor hasta obtener una sustancia uniforme. Prepara tres recipientes, uno con harina tamizada, otro con huevo batido y otro con pan rallado. Pasa los flamenquines enrollados primero por harina (sacudiéndolos después ligeramente para eliminar el exceso), después por huevo y finalmente por pan rallado. Fríelos inmediatamente en el aceite que pusiste a calentar previamente. Cuando presenten una costra dorada y crujiente, sácalos de la cazuela y ponlos a escurrir sobre varias capas de papel de cocina para que absorban el exceso de aceite de oliva.

Presentación:

Sirve tus flamenquines recién hechos y bien doraditos. Acompáñalos de una ensalada si quieres refrescar el plato o de unas patatas fritas si lo que te apetece es darte un homenaje suculento.

Sugerencia:

El jamón serrano de DIA proporcionará a tus flamenquines un relleno tierno, sedoso y con las deliciosas notas saladas y curadas características del mejor jamón.

En Demos la vuelta al día: 15 recetas para hacer en 15 minutos 

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.