Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Boquerones rebozados fritos

Entrantes, Plato caliente, Segundo plato
Ligera, Para niños, Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
boquerones ( 500 gr. ) boquerones 500 gr.
limón ( 2 uds. ) limón 2 uds.
ajo ( 2 dientes ) ajo 2 dientes
vinagre de vino blanco vinagre de vino blanco
harina ( para rebozar ) harina para rebozar
sal sal
pimienta negra pimienta negra
perejil fresco perejil fresco
Ocultar 4 personas
boquerones ( 1 kg. )
limón ( 4 uds. )
ajo ( 3 dientes )
vinagre de vino blanco
harina ( para rebozar )
sal
pimienta negra
perejil fresco
Ocultar 6 personas
boquerones ( 1.500 gr. )
limón ( 6 uds. )
ajo ( 4 dientes )
vinagre de vino blanco
harina ( para rebozar )
sal
pimienta negra
perejil fresco

Descripción

Boquerón, antxoa, bocarte; se llamen como se llamen, estos pececillos atesoran una de las riquezas nutricionales más interesantes de la pescadería. ¿Sabías que con una ración de boquerones (con su espina) no sólo estás ingiriendo una dosis importante de calcio sino también la vitamina D necesaria para asimilarlo? Esta vitamina es liposoluble, lo que quiere decir que la encontramos en la grasa del animal. El boquerón, al ser un pescado azul, tiene una notable proporción de grasa; pero eso sigue siendo una buena noticia: son ácidos grasos omega 3, muy beneficiosos para el sistema cardiovascular. Por lo tanto, con estos boquerones rebozados ¡todo son ventajas!

boquerones rebozados

Paso 1:

Limpia cuidadosamente los boquerones. Si quieres aprovechar los valores nutricionales de la espina, sáltate ese paso. Déjalos reposar unos diez minutos en un recipiente grande lleno de agua  fría para asegurarte de que han perdido toda la sangre.

Paso 2:

Pica muy finamente los ajos. Exprime los limones, cuidando de que no se te escape ninguna semilla. Prepara un aliño con dos partes de limón por cada una de vinagre y los ajos picaditos.

Paso 3:

Tamiza la harina y resérvala en un recipiente hondo. El tamizado es importante para asegurarte de que la harina no contiene ningún grumo que luego pueda absorber un exceso de aceite en la fritura y resultar desagradable al paladar.

Paso 4:

Prepara una cantidad de aceite suficiente para cubrir por completo los boquerones. El arte de la fritura depende casi totalmente del cuidado del aceite. Éste debe ser nuevo, preferentemente de girasol para no aportar sabores adicionales al frito; aunque si dispones de un aceite de oliva variedad arbequina, al ser tan suave, también puedes usarlo sin problemas. El aceite debe estar muy caliente aunque sin llegar a humear, porque eso significará que se está quemando.

Paso 5:

Extiende los boquerones en una bandeja y reparte el aliño por encima. Puede resultar más cómodo si te ayudas con una brocha de cocina. Acto seguido, aderézalos con sal, pimienta y perejil al gusto. Déjalos reposar unos 5 minutos; no es buena idea exceder ese tiempo porque los ácidos presentes en el zumo de limón y en el vinagre cocinarían en exceso el pescado.

Paso 6:

Reboza los boquerones en harina y luego colócalos en un colador y agítalo para eliminar el exceso de harina. Lo ideal es hacer esto en pequeñas tandas y freírlos inmediatamente después de sacudirlos en el colador para evitar que la harina se humedezca y dificulte el punto crujiente deseado.

Paso 7:

Fríe los boquerones rebozados también en pequeñas tandas para no bajar la temperatura del aceite. El tiempo de fritura estará condicionado por el tamaño pero siempre hay que evitar cocinarlos en exceso, así que sácalos cuando empiecen a estar doraditos. 

Presentación:

Coloca tus boquerones rebozados en una bandeja. Si quieres que el plato tenga un toque de freiduría clásica, coloca papel de estraza debajo del pescado, que además te ayudará a que conserve el calor. Decóralo con unas hojitas de menta y unas rodajas de limón para aportarle un poco de color, e incluso ¿por qué no? puedes acompañar los boquerones rebozados con una mayonesa de cítricos. Simplemente sustituye el vinagre de la salsa por zumo de lima o mézclala con ralladura de cáscara de lima.

boquerones rebozados

Sugerencia:

La sección de pescado de DIA puede proveerte de boquerones frescos siempre que te apetezca una ración de esta crujiente delicia. Por otra parte,  los aderezos y vinagres DIA aportarán a tus boquerones rebozados la nota justa de intensidad.

Alternativa:

¿Por qué no pruebas otros tipos de harinas para el rebozado? De garbanzo, de maíz… ¿Y si sustituyes el zumo de limón por zumo de lima para un sabor más suave? Prueba a experimentar con diferentes hierbas y especias en el aliño, seguro que descubres alguna combinación que te enamore.

En Demos la vuelta al día: Como limpiar boquerones

En Demos la vuelta al día: We love patatas fritas

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.