Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Terrina de membrillo y queso
Paso a paso
27 Diciembre 2018
Postres y dulces
Postre
Ocasiones especiales
Media
41-50
301-500
Terrina de membrillo y queso
Ingredientes:
Ocultar 2 personas
membrillo (100 gr)
queso cremoso (90 gr)
nata para montar (125 ml)
azúcar glas (1 cucharada)
zumo de limón (2 cucharadas)
leche (125 ml)
huevos (2 yemas s)
azúcar (2 cucharadas)
hierbabuena (fresca al gusto)
frutos rojos
Ocultar 4 personas
membrillo (200 gr)
queso cremoso (180 gr)
nata para montar (250 ml)
azúcar glas (2 cucharadas)
zumo de limón (4 cucharadas)
leche (250 ml)
huevos (3 yemas m)
azúcar (4 cucharadas)
hierbabuena (fresca al gusto)
frutos rojos
Ocultar 6 personas
membrillo (300 gr)
queso cremoso (270 gr)
nata para montar (375 ml)
azúcar glas (3 cucharadas)
zumo de limón (6 cucharadas)
leche (375 ml)
huevos (4 yemas l)
azúcar (6 cucharadas)
hierbabuena (fresca al gusto)
frutos rojos
Descripción

Esta terrina de membrillo y queso es un postre de temporada perfecto para comidas pesadas puesto que es ligero y refrescante. Sus dos ingredientes principales, el queso y el membrillo, maridan estupendamente y, debido a su agradable mezcla de dulce y fresco, son protagonistas de numerosas recetas.

Paso 1:

Para empezar con esta receta lo primero que hay que hacer es montar la nata con una batidora eléctrica. Cuando las varillas se empiecen a marcar en la nata, añade el azúcar y sigue batiendo un poco más.

Paso 2:

Echa el queso crema en un bol y trabájalo un poco con una espátula para que se ablande. A continuación, exprime el limón y añade el zumo. Después, ve echando poco a poco la nata montada con la lengua y mezclándola con movimientos envolventes. Cuando todo esté bien integrado y homogéneo, reserva el bol en frío.

Paso 3:

Corta el bloque de membrillo en tiras finas a lo largo, con cuidado para que no se rompan. 

Paso 4:

Pinta un molde rectangular alargado con un poco de mantequilla derretida. Reparte los ingredientes en capas alternas, como si fuese un milhojas: una capa base de membrillo y otra de crema de queso, otra de membrillo y otra de queso; y así hasta llenar el molde. A continuación, tápalo con film, mételo en la nevera y deja que repose durante 8 horas.

Paso 5:

Elabora la salsa una hora antes de servir la terrina de membrillo y queso. Para ello, vierte la leche en un cazo, añade la hierbabuena y cuécela durante 10 minutos para que infusione. Pasado ese tiempo, cuélala. 

Paso 6:

Bate las yemas con el azúcar hasta que aumente un poco su volumen y añádelas poco a poco a la leche infusionada. Vuelve a colocar el cazo al fuego y remueve bien con una varilla hasta que espese.

Presentación:

Cuando la terrina de membrillo y queso haya reposado y enfriado, desmóldala y corta un par de láminas finas por persona. Terminar el postre con un poco de la crema para acompañarlo.

Sugerencia:

El queso cremoso de DIA le aportará a esta terrina de membrillo y queso la untuosidad y el frescor que necesita. Y, si quieres hacerla aún más ligera, utiliza el queso cremoso light de DIA, igualmente delicioso.