Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Buñuelos de viento rellenos de chocolate
Paso a paso
31 Octubre 2018
Postres y dulces
Postre
Tradicional
Fácil
41-50
301-500
Buñuelos de viento rellenos de chocolate
Ingredientes:
Ocultar 2 personas
harina (100 gr.)
mantequilla (50 gr.)
huevos (3, pequeños)
leche (250 ml.)
levadura en polvo (media cucharilla)
limón (la cáscara de medio)
aceite de girasol (para freír)
azúcar (30 gr.)
canela molida (una pizca)
sal (una pizca)
nata para montar (50 gr.)
chocolate negro (100 gr.)
Ocultar 4 personas
harina (200 gr.)
mantequilla (100 gr.)
huevos (5)
leche (500 ml.)
levadura en polvo (1 cucharilla)
limón (la cáscara de 1)
aceite de girasol (para freír)
azúcar (60 gr.)
canela molida (media cucharilla)
sal (una pizca)
nata para montar (100 gr.)
chocolate negro (200 gr.)
Ocultar 6 personas
harina (300 gr.)
mantequilla (150 gr.)
huevos (8)
leche (750 ml.)
levadura en polvo (1 cucharilla colmada)
limón (la cáscara de uno y medio)
aceite de girasol (para freír)
azúcar (90 gr.)
canela molida (1 cucharilla)
sal (una pizca)
nata para montar (150 gr.)
chocolate negro (300 gr.)
Descripción

Estos buñuelos de viento rellenos de chocolate son deliciosos… el postre ideal para los más golosos de la casa y los amantes del chocolate. Los tradicionales buñuelos que se toman en día de Todos los Santos cada vez son más originales. A los buñuelos viudos y los rellenos con nata y con crema, cada vez se suman más sabores e ideas originales, y entre ellas, cómo no, el rey de la repostería: el chocolate.

Paso 1:

Para hacer estos buñuelos de viento rellenos de chocolate… comenzaremos con la masa de los buñuelos. Tamiza la harina, es decir, pásala por un colador de trama fina o por un tamiz. El objetivo de este paso es airear la harina... lo que dará lugar a un postre mucho más esponjoso. Deja esta harina tamizada en un bol y añade la levadura. Reserva.

Paso 2:

Por otro lado, casca los huevos en un bol y bate ligeramente. Reserva.

Paso 3:

Acerca un cazo al fuego con la leche junto al agua, la pizca de sal y la cáscara de limón (con cuidado de tomar solo la parte amarilla y no la blanca, que amarga) y lleva a ebullición sin dejar de remover.

Paso 5:

Cuando rompa a hervir, baja el fuego y agrega la harina junto con la levadura de golpe y remueve con la ayuda de una cuchara de madera o, mejor aún, una lengua de silicona, mezclándolo todo muy bien. El fuego tiene que ser suave al principio.

Paso 6:

Después, sube un poco el fuego y sigue calentando, sin parar de remover... hasta que la mezcla se separe de las paredes del cazo.

Paso 7:

Aparta del fuego y deja que se entibie un poco. Así que, pasado unos minutos, ve añadiendo poco a poco y sin parar de remover en ningún momento los huevos batidos.

Paso 8:

Una vez conseguida la masa, ya puedes freír tus buñuelos de viento. Para ello, acerca una sartén al fuego con abundante aceite de girasol. Cuando esté bien caliente, con la ayuda de una cuchara, ve cogiendo porciones de la masa y echándola al aceite. Ve por tandas, sin freír demasiados buñuelos a la vez, para que ni se toquen entre ellos ni se enfríe el aceite. A medida que vayan estando doraditos, ve sacándolos a un papel absorbente.

Paso 9:

Vamos con la crema de chocolate. Calienta la nata en un cazo. Cuando hierva, aparta del fuego y añade el chocolate partido en trocitos. Remueve con unas varillas hasta que se haya disuelto completamente. 

Paso 10:

Mete tu crema de chocolate en una manga pastelera o en un biberón y ve rellenando cada buñuelo con ella. Solo tendrás que hacer una pequeña incisión y poner un poco de crema dentro.

Presentación:

Sirve tus buñuelos de viento rellenos de chocolate con azúcar glas por encima… ¡no podrás parar!.

Sugerencia:

A la hora de hacer estos buñuelos de viento rellenos de chocolate no dudes en acercarte a tu tienda DIA habitual, donde podrás hacerte con todos los ingredientes necesarios para su elaboración. Y apuesta por los productos marca DIA, como la harina o el chocolate, que son de una calidad extraordinaria y darán un gran resultado.

En Demos la vuelta al día: Supersticiones en torno a la comida en martes y trece