Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Endivias con gorgonzola y nueces - vídeo receta
Paso a paso
22 Octubre 2018
Verduras y frutas
Aperitivos y tapas, Entrantes
Internacional, Ligera, Moderna
Media
< 20
151-300
Ingredientes:
Ocultar 2 personas
endibias (8 hojas)
queso gorgonzola (100 gr.)
queso cremoso (100 gr.)
nueces (80 gr.)
cebollino
aceite de oliva vírgen extra
pimienta negra
Ocultar 4 personas
endibias (16 hojas)
queso gorgonzola (200 gr.)
queso cremoso (200 gr.)
nueces (160 gr.)
cebollino
aceite de oliva vírgen extra
pimienta negra
Ocultar 6 personas
endibias (24 hojas)
queso gorgonzola (300 gr.)
queso cremoso (300 gr.)
nueces (240 gr.)
cebollino
aceite de oliva vírgen extra
pimienta negra
Descripción

Muchos conocen las endivias al roquefort, un plato más bien francés por el tipo de queso, aunque en Bélgica, por ejemplo, uno de los platos típicos son las endivias con jamón y bechamel. Las endivias tienen un sabor amargo, por eso conviene acompañarlas de una salsa potente de sabor y que mejor que una de queso con un toque crocante de nueces. Prueba estas endivias con gorgonzola y nueces - vídeo receta

Paso 1:

Precalentar el horno a 180ºC.

Paso 2:

Desmigar el queso gorgonzola en un bol con ayuda de un tenedor. Añadir el queso crema y mezclar ambos para que sea una masa más bien homogénea.

Paso 3:

Triturar las nueces con un cuchillo o una procesadora sin dejarlas polvo, se tienen que notar los tropezones.

Paso 4:

Añadir al bol de los quesos una cucharada de aceite de oliva y las nueces picadas. Remover bien. 

Picar el cebollino y añadirlo también al bol. Echar una piza de pimienta y mezclar con cuidado.

Paso 5:

Untar una fuente de horno con un poco de aceite. Cortar la parte de abajo de las endivias e ir separando los pétalos grandes. Cuando se tengan todos rellenarlos de la mezcla del bol con cuidado con ayuda de una cucharita e ir colocando las endivias rellenas sobre la fuente de horno. Meter la bandeja 5 minutos al horno y sacar.

Presentación:

Poner las endivias recién sacadas del horno sobre una fuente estiradas y terminar decorándolas con una nuez encima. Son ideales para poner de aperitivo ya que se pueden comer con la mano.

Sugerencia:

Si no se quisieran hornear también se podrían tomar fresquitas. Además, si se elije esta opción le irían genial unas tiritas de salmón ahumado por encima.