Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Calzone de chocolate - vídeo receta
Paso a paso
16 Abril 2018
Postres y dulces
Postre
Internacional, Para niños
Fácil
20-30
más 500
Ingredientes:
Ocultar 2 personas
masa o base de pizza (1 base)
crema de cacao (40 gr.)
mermelada de fresa (40 gr.)
avellanas (40 gr.)
huevos (1)
Ocultar 4 personas
masa o base de pizza (1 base)
crema de cacao (80 gr.)
mermelada de fresa (80 gr.)
avellanas (80 gr.)
huevos (1)
Ocultar 6 personas
masa o base de pizza (2 bases)
crema de cacao (120 gr.)
mermelada de fresa (120 gr.)
avellanas (120 gr.)
huevos (2)
Descripción

¿Una pizza de postre? ¡¡Si!!. En este caso se trata de una pizza calzone de chocolate, un postre goloso y super fácil de hacer. ¿Te animas?

Paso 1:

Extiende la masa de pizza sobre papel de horno. Sobre una mitad, coloca la mitad de la crema de cacao y toda la mermelada. Cubre con el resto de crema de cacao y termina repartiendo las avellanas.

Paso 2:

Bate la yema de huevo y pinta los bordes de la masa de pizza.

Paso 3:

Dobla la masa sobre sí misma y junta los bordes para pegarlos. Puedes hacer pliegues y relieves para que quede más bonita (y mejor adherida).

Paso 4:

Mete tu calzone de chocolate en el horno precalentado a 200°C y hornea de 10 a 12 minutos.

Presentación:

Sirve tu calzone de chocolate tibio, en una bonita bandeja… ¡volará antes de que te des cuenta!.

¿Te apetece hacer tu propia masa de pizza?

Hacer tu propia masa para pizzas y calzones es muy sencillo. Tan solo necesitarás 400 gr. de harina, 250 ml. de agua, 15 ml. de aceite, 6 gr. de sal y 9 gr. de levadura fresca. Tamiza la harina, es decir, pasa la harina por un colador de trama fina o un tamiz, para que quede más suelte y aireada.

Dale a la harina la forma de un volcán, dejando en medio un cráter. Añade en este cráter el agua templada con la levadura disuelta, el aceite y la sal. Ve removiendo con los dedos la harina hacia el centro sin abrir ningún surco por donde se pudiera escapar el agua. Mezcla bien todos los ingredientes con las manos.

Ve amasando con las manos. Ten paciencia... deberás estar un buen rato trabajando la masa. Más o menos a los 10 minutos de amasado, comenzarás a notar una consistencia cada vez más homogénea... es el momento en el que la masa comenzará a estar más elástica y fina. Sabrás cuando está porque ya no se pegará en la superficie de la mesa ni en las manos.

Deja reposar la masa durante 45 minutos en un bol tapado con un trapo seco para que fermente.

Estira la masa sobre la encimera espolvoreada con un poco de harina. Presiona con las manos para retirar el exceso de gas y dale forma a tu calzone de chocolate.

En Demos la vuelta al día: Pizza casera perfecta: 3 claves básicas y 21 trucos infalibles