Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Natillas Minion con galleta
Paso a paso
13 Noviembre 2017
Postres y dulces
Postre
Para niños, Tradicional
Fácil
20-30
151-300
Natillas Minion con galleta
Ingredientes:
Descripción

Hacer un postre Minion no es sinónimo de comlicadas elaboraciones ni decoraciones rococó o difíciles de hacer con fondant o con otros materiales alimentarios. No todos hemos sido llamados por el camino del arte. Pero eso no significa que tengas a renunciar a un postre Minion para tus hijos tan divertido como los que ves a través de las redes sociales. Estas natillas Minion con galleta son el mejor ejemplo de los sencillo que puede ser y lo fácilmente que podrás crear un Minion. ¡Pruébalas!

Paso 1:

Coloca un cazo con la leche, un trozo de corteza de limón sin la parte blanca, la canela en rama y la vaina o la esencia de vainilla abierta al fuego. Calienta hasta que empiece a hervir. Retira del fuego y deja que la leche infusione durante 15 minutos para que se impregne de todos los aromas; finalmente, cuélala.

Paso 2:

Echa las yemas de huevo en un recipiente amplio y bate enérgicamente con unas varillas. Cuando adquieran un aspecto espumoso, agrega un poco de la leche caliente sin dejar de batir para que las yemas no cuajen. Añade el azúcar y sigue trabajando vigorosamente la mezcla con las varillas hasta que todo se integre uniformemente.

Paso 3:

Incorpora muy poco a poco la mezcla de huevos y azúcar al recipiente de leche templada. Durante toda la operación no podrás dejar de batir porque siempre existe el peligro de que las yemas cuajen con la temperatura elevada. Una vez esté todo mezclado, vuelve a colocar el cazo a fuego suave y sigue batiendo hasta que las natillas espesen. No deben hervir en ningún momento.

Paso 4:

Vierte las natillas en recipientes individuales y mételas en la nevera hasta que se enfríen.

Paso 5:

Cuando las natillas estén listas para servir, coge una galleta Chops choc cream de DIA y ábrela por la mitad, de modo que la capa de relleno quede al descubierto. De este modo, si dejamos reposar una mitad sobre las natillas con el relleno hacia arriba, tendremos un círculo blanco bordeado de negro que será el ojo del Minion. La pupila la puedes hacer con una pepita de chocolate. El resto de detalles pueden elaborarse, de menos a más precisión, con sirope de chocolate, fideítos también de chocolate o fondant negro.

Presentación:

Sirve tus natillas Minion con galleta a los comensales y disfruta de su cara de asombro. ¡Son preciosas y muy divertidas!

Despicable Me 3 ™ & © Universal Studios 

En Demos la vuelta al día: Planeta Minion: los gadgets que querrás en tu cocina