Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Muslos de pollo a la cerveza con ajo y limón
Paso a paso
9 Mayo 2017
Carnes
Plato caliente, Segundo plato
Tradicional
Fácil
41-50
151-300
Muslos de pollo a la cerveza con ajo y limón
Ingredientes:
Ocultar 2 personas
pollo (muslos 500 gr)
cerveza (negra 250 ml)
ajo (1 cabeza)
limón (1 ud)
harina
albahaca
aceite de oliva vírgen extra
sal
pimienta negra
Ocultar 4 personas
pollo (muslos 1 kg)
cerveza (negra 500 ml)
ajo (2 cabezas)
limón (2 uds)
harina
albahaca
aceite de oliva vírgen extra
sal
pimienta negra
Ocultar 6 personas
pollo (muslos 1 kg 500 gr)
cerveza (negra 750 ml)
ajo (3 cabezas)
limón (3 uds)
harina
albahaca
aceite de oliva vírgen extra
sal
pimienta negra
Descripción

Estos muslos de pollo a la cerveza con ajo y limón son una receta ideal para acompañar con unas patatas asadas que mojar en la salsa espesa y tostada. Para conseguirla, es imprescindible buscar una cerveza espesa y con cuerpo, de color oscuro y tipo stout. Por otra parte, se va a ser un almuerzo o una cena para toda la familia, deberás tener especial cuidado en dejar unos minutos la cerveza a fuego fuerte para asegurarte de que todo el alcohol se evapora.

Paso 1:

Lava y seca cuidadosamente el limón, frotando la corteza con un cepillo suave para eliminar toda la cera que pudiera tener. Con ayuda de un pelador o una puntilla bien afilada, retira la cáscara cuidando de no llevarte nada blanco con ella. Cuando la hayas retirado, córtalo en rodajas no muy finas. Elimina las partes más agrestes de la cabeza de ajos con un cuchillo y córtala por la mitad. 

Paso 2:

Pon aceite de oliva virgen a calentar en una sartén amplia o una olla de paredes bajas. Mientras tanto, enharina los muslos de pollo. Cuando el aceite esté caliente, echa los muslos de pollo y espera a que se doren. Dales la vuelta para que toda su superficie se selle. Añade entonces las medias cabezas de ajo junto con la corteza y las rodajas de limón y deja que se salteen durante un minuto y vierte la cerveza por encima. 

Paso 3:

Tras esperar un par de minutos a que se evapore el alcohol, baja el fuego y deja cocinar a fuego lento durante aproximadamente cuarenta minutos o hasta que la carne de pollo esté tierna y la salsa espesa. A continuación, puedes hacer dos cosas: dejar la salsa tal cual está o retirar la cáscara y las rodajas de limón, verter la salsa en el vaso de la batidora junto al puré de ajos que obtendrás de vaciar las cabezas y batirlo todo. Se convertirá en una salsa más amalgamada, más espesa y con más sabor a ajo. Devuélvela a la olla con los muslos de pollo y el limón.

Presentación:

Sirve tus muslos de pollo a la cerveza con ajo y limón recién hechos, bien salseados y decorados con unas hojas de albahaca fresca cuyo vivo color alegrará cualquier plato.

Sugerencia:

Si deseas una salsa sabrosa y caramelizada para tus muslos de pollo a la cerveza con ajo y limón, ten a mano varios botellines de la cerveza negra de DIA.

Alternativas:

Puedes realizar esta receta tanto con muslos como con pechuga. En el caso de la pechuga, al ser una carne menos jugosa, deberás acortar los tiempos y añadir menos cerveza para que la salsa no se quede demasiado líquida al no tener tanto tiempo para espesar.

En Demos la vuelta al día: Trucos para cocinar el pollo: la guía definitiva

En Demos la vuelta al día: Como clarificar un caldo