Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Chuletas de cerdo a la milanesa
Paso a paso
1 Mayo 2017
Carnes
Plato caliente, Segundo plato
Para llevar, Tradicional
Muy fácil
< 20
151-300
Chuletas de cerdo a la milanesa
Ingredientes:
Ocultar 2 personas
chuletas de cerdo (400 gr)
zumo de limón (2 cucharadas)
huevos (s 1 ud)
pan rallado
queso parmesano
orégano
ajo seco molido
sal
pimienta negra
aceite de oliva vírgen extra
Ocultar 4 personas
chuletas de cerdo (800 gr)
zumo de limón (4 cucharadas)
huevos (m 1 ud)
pan rallado
queso parmesano
orégano
ajo seco molido
sal
pimienta negra
aceite de oliva vírgen extra
Ocultar 6 personas
chuletas de cerdo (1 kg 200 gr)
zumo de limón (6 cucharadas)
huevos (s 2 uds)
pan rallado
queso parmesano
orégano
ajo seco molido
sal
pimienta negra
aceite de oliva vírgen extra
Descripción

Si el filete empanado sin más aderezos está rico, estas chuletas de cerdo a la milanesa están a otro nivel. Esta forma de freír, cuyos orígenes no están muy claros, aporta aún más jugosidad a las chuletas de cerdo además de enriquecerlas con matices de limón, queso parmesano y orégano. Puedes acompañarlas de una ensalada de hojas verdes, de una ración de patatas fritas… o poner ambas cosas en la mesa y que cada comensal decida si quiere moderación o desenfreno.

Paso 1:

Corta el limón por la mitad y exprímelo. Utiliza el zumo para sazonar las chuletas de cerdo.

Paso 2:

Casca los huevos en una superficie diferente al recipiente en el que los vas a verter. Bátelos con un tenedor hasta que la clara se mezcle con la yema.

Paso 3:

Vierte un poco de pan rallado en un recipiente amplio y hondo. Ralla una cantidad de queso parmesano equivalente a la mitad del pan rallado y échala también en el recipiente. Sazona con ajo en polvo y orégano y mézclalo todo bien.

Paso 4:

Calienta abundante aceite de oliva en una sartén puesta a fuego alto. Cuando alcance una temperatura adecuada (si echas un trozo de pan y empieza a chisporrotear es que está listo), empieza a preparar las chuletas.

Paso 5:

Pon a punto de sal y pimienta la carne con zumo de limón, pásala por el huevo procurando que se impregne bien, rebózala en la mezcla sazonada de pan y queso y, cuando esté perfectamente cubierta, échala a la sartén para que se fría en el aceite caliente. Cuando el rebozado se dore es el momento de sacar las chuletas y dejar que escurran el exceso de aceite sobre papel de cocina.

Presentación:

Sirve tus chuletas de cerdo a la milanesa recién hechas decoradas con algunas hierbas. Acompáñalas con un poco de limón por si algún comensal quiere potenciar el toque cítrico que le has añadido a la carne. También puedes reservarlas para más tarde o para el día siguiente: es un plato que aguanta perfectamente la fiambrera.

Sugerencia:

Para que tus chuletas de cerdo a la milanesa tengan una cobertura de sabor intenso utiliza una bolsa de grana padano rallado de DIA. Además ahorrarás tiempo porque está ya listo para mezclar.

En Demos la vuelta al día: Rebozados crujientes... sin secretos

En Demos la vuelta al día:  Cómo estropear un sofrito en 5 sencillos pasos