Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Salsa Bearnesa
Paso a paso
10 Junio 2016
Salsas
Guarnición
Internacional, Ocasiones especiales, Tradicional
Alta
20-30
Hasta 150
Salsa Bearnesa
Ingredientes:
Ocultar 2 personas
huevos (2 yemas)
chalotas (3 ud.)
mantequilla (150 gr. clarificada)
vinagre de vino blanco (100 ml.)
agua (50 ml.)
sal
pimienta negra
perejil rizado (o perifollo)
Ocultar 4 personas
huevos (3 yemas)
chalotas (5 ud.)
mantequilla (250 gr. clarificada)
vinagre de vino blanco (200 ml.)
agua (100 ml.)
sal
pimienta negra
perejil rizado (o perifollo)
Ocultar 6 personas
huevos (6 yemas)
chalotas (10 ud.)
mantequilla (50 gr. clarificada)
vinagre de vino blanco (300 ml.)
agua (150 ml.)
sal
pimienta negra
perejil rizado (o perifollo)
Descripción

La salsa bearnesa, es una salsa de origen francés de la familia de salsas como la mayonesa o la salsa holandesa.  Es una salsa perfecta para acompañar carnes rojas o pescados a la plancha aunque también va genial con platos de verduras a la plancha. La bearnesa es una salsa emulsionada que se prepara en caliente, lo cual complica un poco su preparación pero, si sigues nuestros pasos y consejos, no se te resistirá.

Paso 1:

Pela las chalotas y pícalas finamente. En una cazuela amplia, echa las chalotas con el vinagre, una cucharada de estragón picado y los granos de pimienta machacados. Lleva a ebullición y cuece hasta que el líquido esté evaporado. Retira del fuego y deja que su contenido se tibie, casi hasta que quede frío pero no del todo.

Paso 2:

Ahora es el momento de agregar las yemas de huevo. Incorpóralas de una en una batiendo sin cesar con varillas. Ahora incorpora el agua y mezcla todo bien sin dejar de mover.

Paso 3:

Ahora coloca el cazo o cazuela al baño María y calienta poco a poco sin dejar de batir suavemente.

Paso 4:

Cuando veas que la salsa vaya adquiriendo una consistencia untuosa retira del fuego pero sin dejar de batir con las varillas y espera a que se enfríe.

Paso 5:

Cuando se haya enfriado, agrega poco a poco la mantequilla clarificada y sigue batiendo suavemente. Para que todo salga perfectamente, la mantequilla debe estar a la misma temperatura que los huevos emulsionados.

Paso 6:

Cuando hayas incorporado toda la mantequilla cuela bien toda la salsa o pásala por un chino. La consistencia perfecta de la salsa bearnesa debe ser similar a la de una mayonesa.

Paso 7:

Comprueba y rectifica de sal y añade otra cucharada de estragón picado.

Presentación:

Reserva al baño María la salsa hasta el momento de sevir. Una vez que llegue ese momento, vierte la salsa bearnesa en una salsera de tu gusto y colócala en la mesa para que cada comensal pueda servirse a su gusto. También si lo prefieres puedes acharla por encima del plato que acompañará.

Recuerda que la salsa bearnesa ha de servirse tibia.

En Demos la vuelta al día: Como arreglar una mayonesa cortada

En Demos la vuelta al día: Como hacer una mayonesa ligera, más ligera

En Demos la vuelta al día: Como arreglar una mayonesa cortada