Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Pollo al ajillo con limón
Paso a paso
12 Febrero 2016
Carnes
Plato caliente, Plato único, Segundo plato
Ocasiones especiales, Tradicional
Fácil
31-40
301-500
Pollo al ajillo con limón
Ingredientes:
Ocultar 2 personas
pollo (750 gr)
limón (1 ud)
ajo (2 dientes de ajo)
vino blanco (100 ml)
sal (al gusto)
pimienta negra (al gusto)
aceite de oliva vírgen extra (al gusto)
Ocultar 4 personas
pollo (1500 gr )
limón (2 uds)
ajo (4 dientes de ajo)
vino blanco (200 ml)
sal (al gusto)
pimienta negra (al gusto)
aceite de oliva vírgen extra (al gusto)
Ocultar 6 personas
pollo (2250 gr)
limón (3 uds)
ajo (6 dientes de ajo)
vino blanco (300 ml)
sal (al gusto)
pimienta negra (al gusto)
aceite de oliva vírgen extra (al gusto)
Descripción

 

El pollo puede cocinarse de mil y una maneras pero una de las formas más tradicionales es sin duda el pollo al ajillo. Una receta que nos recuerda a nuestras abuelas, a esas recetas de nuestras madres. Nosotros le hemos querido dar un toque especial preparando un pollo al ajillo con limón. Ya verás cómo te gusta.

Paso: 1

Empieza por preparar el pollo. Dependiendo del número de comensales te conviene comprar pechugas, muslos de pollo o quizá te convenga comprar un pollo entero.

Para 4 comensales te recomendamos que pidas en tu carnicería de confianza un pollo entero de 2 kilos mínimo. Te facilitará mucho el trabajo si lo pides ya partido en partes. Una vez que ya tienes el pollo en partes, salpimienta y reserva en la nevera hasta el momento de utilizar, así tendrá mucho más sabor.

Paso: 2

Mientras tanto, coge los dientes de ajo y aplástalos fuerte con un cuchillo para que se queden un poco machacados, acuérdate que los ajos siguen con la piel.

Acerca una sartén amplia con un buen chorro de aceite de oliva y cuando esté caliente pon los dientes de ajo a freír en el aceite de oliva. Con los ajos dorados de ambos los lados retíralos para un plato y reserva. Ya tienes el aceite de oliva aromatizado con los ajos.

Paso: 3

En la misma sartén donde freímos los ajos, introduce los trozos de pollo y fríelos hasta que tengan un color dorado por ambos los lados, hay que tener mucho cuidado y si hace falta añadir un poco más de aceite de oliva para que puedas freír el pollo sin quemarlo. Ten en cuenta que cuando se fríe el pollo saltará mucho, así que si quieres, puedes utilizar una tapa para no poner toda la cocina perdida.

Paso: 4

Mientras se está dorando el pollo, ralla la piel de un limón y exprime el zumo de los restantes, reserva para utilizar más tarde.

Paso: 5

Cuando tengas el pollo bien doradito, mira si hay exceso de aceite y retíralo. Baja la temperatura del fuego y añade los ajos, el vino blanco y el zumo de limón, remueve y deja cocer unos 10 a 15 minutos hasta que el caldito se haya reducido bastante. Remueve de vez en cuando.

Presentación:

Rectifica de sal y pimienta y espolvorea con la ralladura de limón y ya puedes disfrutar de este pollo al ajillo con limón. 

Sugerencia:

En las tiendas DIA puedes encontrar la sal marina con escamas Delicious, ideal para aliñar. Además encontrarás una gran variedad de especias, muy útiles para utilizar en las recetas del día a día.

En Demos la vuelta al día: ¿Macerar, marinar o adobar?

En Demos la vuelta al día: Cómo trinchar un ave

En Demos la vuelta la día: Cómo hacer el caldo de pollo perfecto