Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Como abrir ostras… y no dejarse las manos en el intento
Truco
13 Marzo 2014
Como abrir ostras… y no dejarse las manos en el intento
Más vale maña que fuerza… quien inventara este refrán popular, sin duda, había descubierto cómo abrir ostras. Es tan sólo cuestión de técnica

Si después de varios intentos infructuosos por abrir una ostra y una encarnizada lucha con ella… estás a punto de acudir a por el martillo o la sierra mecánica… ¡no lo hagas!. A la hora de abrir ostras, aquel refrán de ‘más vale maña que fuerza’ se pone más patente que nunca. En realidad no es difícil, es una cuestión de técnica.

En primer lugar, debes pensar que cuanto más difícil sea abrir una ostra… ¡mejor!. Si la ostra se abre con facilidad y no opone ninguna resistencia… hay que desconfiar. Lo más probable es que esté muerta y, posiblemente, en mal estado. Cuanto más frescas están las ostras, más cuesta abrirlas porque, claro, ellas, se resisten.

Coge un paño de cocina doblado en cuatro y ponlo sobre tu palma de la mano… y sobre él la ostra con el lado más profundo de la concha hacia abajo. Es una forma de proteger su mano por si el cuchillo ‘se escapa’ al hacer fuerza. En muchas ocasiones habrás que visto que los pescadores y en las pescaderían, lo que usan para abrir ostras son una especie de guantes de cota de malla. En casa, la precaución del paño será suficiente.

Utiliza un cuchillo especial para abrir ostras… o si no tienes, un cuchillo fuerte, corto y con algo de punta. Introduce la punta del cuchillo en la bisagra de la concha y muévelo un poco para buscar su músculo. Se trata del músculo abductor de la ostra, el que impide su apertura… una vez localizado, córtalo por la parte superior de la concha.

Una vez hecho esto, la ostra se abrirá sola. Una vez abierta, lo que tienes que hacer es pasar el filo del cuchillo con mucho cuidado por debajo de su cuerpo para desprenderlo de la concha. Haz esta operación con cuidado, para no descascarillar el nácar de la concha.

...y voilà... tus ostras ya están listas para comer.