Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Pimientos del piquillo rellenos de queso ligero
Paso a paso
10 Marzo 2014
Aves
Aperitivos y tapas, Entrantes, Plato frío
Ligera, Moderna
Muy fácil
< 20
151-300
Pimientos del piquillo rellenos de queso ligero
Ingredientes:
Ocultar 2 personas
pimientos del piquillo (media lata, enteros)
queso cremoso (light, 75 gr.)
nueces (25 gr. peladas y picadas)
pollo (40 gr. de restos de pollo asado)
perejil fresco (1 cucharita, picado)
pimienta negra (molida, al gusto)
sal
vinagre balsámico de módena (o de jerez, para decorar)
Ocultar 4 personas
pimientos del piquillo (1 lata, enteros)
queso cremoso (light, 150 gr.)
nueces (50 gr. peladas y picadas)
pollo (80 gr., de restos de pollo asado)
perejil fresco (1 cucharada, picado)
pimienta negra (molida, al gusto)
sal
vinagre balsámico de módena (o de jerez, para decorar)
Ocultar 6 personas
pimientos del piquillo (1 lata y media, enteros)
queso cremoso (light, 225 gr.)
nueces (75 gr. peladas y picadas)
pollo (120 gr., de restos de pollo asado)
perejil fresco (1 cucharada y media, picado)
pimienta negra (molida, al gusto)
sal
vinagre balsámico de módena (o de jerez, para decorar)
Descripción

Un aperitivo perfecto, por su sencillez y por lo ricos que están. Si tienes visita, puedes prepararlos antes y no tendrás que estar metido en la cocina cuando lleguen los invitados. Y aún hay más ventajas: si has hecho pollo asado y te ha sobrado algo, esta es la receta ideal para aprovechar restos y darles una segunda vida en una receta tan sencilla como rica.

Paso 1:

Mezcla en un bol el queso crema, las nueces picadas y el perejil (que puede ser fresco bien picadito, o seco en su defecto). Añade el pollo cortado en trocitos muy finitos o desmenuzado. Lo ideal es que sea pollo asado (puedes aprovechar alguna sobra, aunque también puedes salir del paso con una pechuga a la plancha). Mezcla todo bien con una espátula o cuchara.

Paso 2:

Echa un pizca de sal y pimienta negra molida y comprueba el punto de salado, rectificando si es necesario.. Mejor echar poquito a poquito que pasarse demasiado… Cuando lo tengas, rellana los pimientos de piquillo enteros con mucho cuidado con una cuchara pequeña, por ejemplo. Si los acabas de sacar del bote y tienen mucho jugo puedes retirar el exceso de líquido con un poco de papel absorbente.

Paso 3:

Lo ideal es que reserves los pimientos en el frigorífico al menos 2 horas antes de llevarlos a la mesa, porque la masa se volverá un poco más compacta, cogerán más cuerpo y será más fácil comerlos.

Presentación:

Presenta tus pimientos en una bandeja o plato bonito, bien colocaditos, y decora con una cucharada de reducción de vinagre balsámico o de Jerez.Puedes poner una pequeña cantidad sobre el plato y expandirla con una cuchara, o poner gotitas alrededor.

Truco:

Si antes de ponerte manos a la obra, sacas el queso cremoso de la nevera un rato antes, te será más fácil preparar la mezcla. Puedes hacerlo con queso para untar normal – o en la versión light – si buscas algo más ligero. Y para la reducción de vinagre, prueba la de marca DIA que podrás tener siempre a mano. Encontrarás mil oportunidades para usarla.