Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Milhojas de patatas con portobellos
Paso a paso
31 Diciembre 2013
Huevos y patatas, Verduras y frutas
Plato caliente, Plato único
Moderna
Fácil
50 >
301-500
Milhojas de patatas con portobellos
Ingredientes:
Descripción Si quieres sorprender a alguien con una rica comida o cena, en ella no puede faltar unas milhojas de patatas y portobellos. Los portobellos hongos parecidos por su forma a los champiñones que todos conocemos y hemos comido, solo que son más caros, pero ambos tienen las mismas propiedades. Para elaborar este plato, primero tenemos que pelar y cortar las patatas en láminas muy finas. También debemos lavar los hongos portobellos y cortarlos en láminas muy finas. Una vez tenemos los ingredientes laminados, en una bandeja rectangular de aproximadamente 6 cm de alto, iremos colocando primero las láminas de patata hasta cubrir todo el fondo. Las salpimentaremos y le añadiremos una poquita nuez moscada. La nuez moscada es una especie muy fuerte por lo que tener cuidado al echarla. A continuación pondremos encima de la capa de patata nata para cocinar y láminas de portobellos. Estos pasos los iremos repitiendo (patata-nata para cocinar-portobellos) hasta llegar al borde de nuestro molde. Una vez lleno todo el molde, espolvorearemos sobre la superficie el queso parmesano rallado y llevamos a hornear durante 1 hora a una temperatura de 170 grados centígrados. Si antes de que acabe el tiempo de horneado, vemos que el queso se está dorando demasiado, abriremos el horno y pondremos sobre la bandeja una lámina de papel de aluminio y dejaremos que se acabe de hornear. Con esto, conseguiremos que nuestro plato se cocine completamente, que el queso quede fundido y dorado pero sin quemarse. Una vez acabado el tiempo de horneado, sacaremos nuestro plato del horno y los serviremos bien caliente. De esta manera nos quedará unas milhojas de patatas y portobellos para chuparse los dedos y nosotros quedaremos como auténticos profesionales delante de nuestro invitado. CONSEJOS: -Si no encuentras los hongos portobellos o si te parecen demasiado caros, puedes sustituirlos por champiñones normales.