Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Bizcocho con galletas y avellanas (Thermomix 31)
Paso a paso
28 Septiembre 2014
Postres y dulces, Verduras y frutas
Postre, Aperitivos y tapas
Tradicional
Fácil
31-40
Bizcocho con galletas y avellanas (Thermomix 31)
Ingredientes:
Descripción La thermomix nos ha cambiado la vida a más de una, ya que hemos pasado de apenas cocinar por la falta de tiempo y maña, a preparar platos deliciosos de todas las índoles, es decir, ya sean salados o dulces. Me encanta este aparatito. Con él cocino recetas tan estupendas como este bizcocho con galletas y avellanas. Tiene un sabor estupendo, perfecto para tomar a cualquier hora del día, ya sea solo o acompañado. En primer lugar para hacer este estupendo bizcocho tienes que triturar las avellanas 10 segundos a velocidad 5-10 y reservarlas. Ahora pones las galletas y las trituras durante 7 segundos a velocidad 5-10, incorporas después la harina, la sal, y la levadura, mezclas 10 segundos a velocidad 5. Vuelcas en el bol de las avellanas todo lo anterior y lo reservas. Lo siguiente que tienes que hacer es poner el azúcar y la mantequilla en el vaso de la thermomix durante 40 segundos a velocidad 3, programas luego 1 minuto a velocidad 3 y añades los huevos uno a uno, por el brocal. Añades el yogurt, programas 1minuto y 30 segundos a velocidad 3, y poco a poco vas incorporando por el brocal la mezcla de galletas, harina, levadura, avellanas y la sal, alternándolo con la mistela. Por ultimo ya solo te queda poner la masa en un molde con papel vegetal y lo llevas a hornear a una temperatura de 180 grados durante 40 minutos aproximadamente, ya sabes que el tiempo siempre depende del horno. De todas maneras si quieres saber cuándo el bizcocho con galletas y avellanas está listo, todo lo que tienes que hacer es pincharlo con un palillo en el centro de la masa, y si este sale limpio, es que el bizcocho ya estar hecho por lo que lo puedes sacar del horno. Esperas un poco a que se temple antes de desmoldarlo y listo para comer. Trucos y consejos: En el caso de que no se tenga papel vegetal para forrar el molde, lo que se puede hacer es untarlo con un poco de mantequilla u otra grasa, como aceite, y después espolvorearlo con un poco de harina, sacudiéndolo a continuación para quitar el exceso de la misma. Con esto se consigue lo mismo que con el papel, que es que no se nos pegue el bizcocho al molde.