Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Raviolón de queso ricotta, jamón y nueces
Paso a paso
23 Junio 2014
Arroces y pastas, Carnes
Plato caliente, Primer plato
Tradicional
Media
50 >
€€
Raviolón de queso ricotta, jamón y nueces
Ingredientes:
Descripción La pasta es unos de los alimentos que más adeptos tiene, debido a que admite muchísimos productos como carnes, salsas y condimentos. Le echemos lo que le echemos, todo queda bueno en la pasta. Os voy a dar mi receta de raviolón de queso ricotta, jamón y nueces Esta receta la aprendí de un buen amigo mío. No hay unos raviolis como los que él hace, ¡están buenísimos! Ahora la receta la hago yo y me gustaría compartirla con todos vosotros para que podéis llegar a disfrutar con ella lo que disfruto yo cuando me los cómo. Lo primero que haremos será colocar la harina en forma de corona sobre una mesa o en un bol. Vamos a añadir en el centro los huevos, el aceite, la sal y mezclaremos. Después tenemos que agregar el agua tibia, poco a poco, uniendo todos los ingredientes hasta formar una masa homogénea, blanda y suave. Vamos a taparla con un repasador y a dejarla descansar mientras se elabora el relleno. A continuación tenemos que pisar bien con un tenedor el queso, añadirle el jamón, el perejil y las nueces picadas finamente. Reservaremos. Vamos a cortar trozos de masa y a estirarlos con rodillo o con la pasta linda hasta obtener un grosor de entre 5 ó 6 mm. Colocaremos la masa estirada sobre el molde de raviolones y los tenemos que rellenar con la preparación de queso, jamón y nueces. Emplearemos una cuchara para colocar el relleno prolijamente. Seguidamente vamos a cubrir el relleno con otro trozo de masa estirada y presionaremos suavemente los bordes de cada raviolón para que la masa se pegue a los costados evitando que el relleno se escape durante la cocción. Tenemos que cortar los sobrantes de masa, retirar la plancha de raviolones del molde y colocar sobre la mesa ligeramente enharinada. Repetiremos todo este procedimiento hasta terminar con la masa y el relleno. Luego los vamos a hervir en suficiente agua caliente con un poquito de sal y colocaremos los raviolones cortados individualmente, es decir, separados unos de otro. Vamos a mezclarlos con suavidad para que no se peguen. Una vez que han subido a la superficie será señal de que ya están y los retiraremos y escurriremos en un colador de pasta. Tenemos que enjuagarlos con agua hirviendo. Finalmente vamos a colocar el raviolón de queso ricotta, jamón y nueces en una fuente acompañados de una exquisita salsa de tomate con pollo, o salsa bechamel, o cualquier otra salsa que sea de su agrado. Servir los raviolones también´ espolvoreados con queso parmesano rallado. ¡Que aprovechen! CONSEJOS: -La masa debe resultar blanda y suave para lo cual hay que amasarla entre 10 y 15 minutos. -Se puede emplear rodillo o pasta linda para estirar la masa. En caso de emplear el rodillo estirar la masa siempre desde el centro hacia los lados. -Cuidar que el relleno no salga de los cuadrados que tiene el molde para que a los costados se pueda pegar bien la masa y no se escape el relleno durante la cocción. -Los raviolones deben colocarse en agua hirviendo para su cocción y enjuagarse con agua hirviendo. -Las nueces deben picarse finamente no triturarse para que se puedan apreciar y saborear al momento de comer los raviolones. -Las cantidades dadas en la receta rinde para 12 personas aproximadamente ya que resultan 17 planchas de raviolones de 8 unidades cada una. -Hervir los raviolones por tandas debido a la gran cantidad.