Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Albondigas en salsa de tomate
Paso a paso
20 Septiembre 2014
Carnes, Verduras y frutas
Segundo plato, Plato caliente
Tradicional
Media
41-50
€€
Albondigas en salsa de tomate
Ingredientes:
Descripción Uno de los platos que siempre se han hecho en mi casa, son las albóndigas en salsa de tomate. Es un plato muy sencillo y lleno de sabor, y estoy seguro de los que en pocas casa no se hace. Gustan a todo el mundo, y acompañadas con una ensalada o incluso con unas patatas fritas, es un plato que se puede convertir en una estupenda comida completa. Para preparar las albóndigas, cogemos un medio kilo de carne de ternera con poca grasa, quién necesita subir el nivel de colesterol, puede mezclar unos 100 gramos de panceta magro picado muy finamente o molido por un robot de cocina. Ahora vamos a mezclar la carne con un huevo batido, un par de dientes de ajo finamente picados, un hilo de aceite de oliva, sal y pimienta al gusto. Si se quiere se puede añadir otro tipo de hierbas aromáticas o incluso especias como el curry. Por otro lado batimos otro huevo, hacemos las bolitas del tamaño que más nos apetezca y las pasamos por el huevo batido, luego las enharinamos y las colocamos en una sartén con aceite de oliva caliente, se van dando vueltas para que no se quemen, las sacamos después de unos 5 minutos, tiempo que depende del tamaño de las bolitas, que normalmente suelen ser de unos 2 centímetros de diámetro. Ahora preparamos una salsa de tomate con un sofrito de cebolla y ajo, junto con unos tomates triturados. Lo dejamos hacer durante unos minutos comprobando la sal y echando un poco de azúcar para contrarrestar la acidez del tomate. Una vez ya está lista la salsa, añadimos las albóndigas y las dejamos rehogar por unos 5 minutos, rociamos un poco de perejil picado finamente y ya estamos listos para servir. A mí me gustan las patatas fritas de acompañamiento para las albóndigas en salsa de tomate, pero cada uno que prepare lo que más le apetezca. Pueden ser unas patatas asadas, servidas con ajo picado, perejil y aceite de oliva. Trucos y consejos: Si queréis se puede cocinar la salsa de tomate añadiendo pimiento rojo, unos cuadritos de zanahoria y unos cortes de apio. Lo que más os guste.