Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Tarta pechuga
Paso a paso
1 Octubre 2014
Aves, Panes y masas
Tostas y bocadillos
Tradicional
Fácil
41-50
€€
Tarta pechuga
Ingredientes:
Descripción Siestas hartas como yo de comer le pollo siempre de la misma manera, os propongo que hagáis esta tarta pechuga. Es una tarta de hojaldre rellena de una suave y deliciosa crema de salsa bechamel y pollo, de esas de las que según las pruebas te enamoras. Lo primero es encender el horno para que vaya cogiendo temperatura. Por otro lado poner a hervir las pechugas de pollo sin piel en el caldo de verduras hasta que estén cocidas, aproximadamente 20 minutos, escurrir y dejar enfriar. Luego cuando están frías cortarlas en pequeños trozos o bien desmenuzar. Cortar las cebolletas en rodajitas finas, colocar en una sartén la manteca y el aceite, agregar las cebollas de verdeo ya cortadas y rehogar. Para hacer la salsa blanca o bechamel en una cazuela colocar 50 gr de manteca, 4 cucharadas de harina y mezclar con cuchara de madera, lentamente ir agregando 1 taza de leche caliente sin dejar de revolver. Cuando se obtiene la consistencia deseada agregar sal, pimienta blanca y nuez moscada a gusto. Rallar el queso y reservar. Ahora hay que mezclar los ingredientes. En un cuenco colocar el pollo, las cebollas rehogadas, salpimentar y echar el queso rallado y para finalizar la salsa blanca. Unir toda la preparación y dejar que enfrié. En unos moldes colocar un trozo pequeño de mantequilla y distribuir con el fin que luego la masa no se adhiera. Colocar la masa hojaldrada o pascualita, estirar en el recipiente, colocar el relleno ya frio y distribuir en forma pareja. Cerrar con la otra tapa la tarta y pincelar con yema de huevo para que quede doradita, llevar a horno fuerte durante 25 minutos y retirar cuando este dorada la masa. Servir directamente en los moldes esta tarta pechuga. Ya veréis como todo el mundo resulta encantado con ella, CONSEJOS: Podéis no tapar la tarta con la masa,sino que se puede hacer una mezcla de crema de leche, huevo y queso rallado para colocarsela por encima y al llevarla al horno esta mezcla haria que quede gratinada. El mejor aceite para esta receta es el de girasol, pero siempre podeis poner de oliva, que le da un sabor más fuerte e imprime caracter.