Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Lomo de cerdo relleno de frutos secos
Paso a paso
7 Marzo 2014
Carnes
Segundo plato, Plato caliente
Moderna
Muy fácil
50 >
€€
Lomo de cerdo relleno de frutos secos
Ingredientes:
Descripción Este lomo de cerdo relleno de frutos secos esta creado para presidir las mejores mesas, ya que es de un sabor totalmente exquisito. Es un poco laborioso de hacer, pero merece la pena todo el tiempo invertido. El relleno es realmente sabroso, y queda perfecto regado por la salsa de uva. Un imprescindible en nuestras cocinas. Abrimos el lomo de cerdo como si fuera una sábana y lo salpimentamos, tanto por la parte exterior como por la interior. En el caso de que tuviera grasa se la quitamos. Ahora nos disponemos a rellenar el lomo. Para ello ponemos una capa de jamón ahumado sobre toda la sabana y encima los frutos secos bien repartidos. Lo aplastamos un poco para que el relleno quede bien compacto. Lo enrollamos y lo amarramos con el hilo apretándolo bien. En una sartén caliente ponemos un poco de aceite de oliva o mantequilla. Sellamos por todos lados el lomo hasta que quede bien dorado. Cuando esté bien dorado, lo ponemos en una fuente de medio fondo para llevarlo a hornear y lo tapamos con papel aluminio. Precalentamos el horno a 180°, y cuando esté caliente, metemos la fuente con el lomo y dejamos que se haga por 1 hora aproximadamente. Pasado ese tiempo lo destapamos y lo volvemos a meter al horno por 30 minutos más. Dejamos que se termine de dorar y si cuando lo picamos sale el jugo transparente, eso es que esta listo. Para hacer la salsa freímos en una sartén en la mantequilla las uvas, y una vez que estén sofritas agregamos el azúcar, el vaso de brandy y un poco de sal. Dejamos que se haga la salsa mientras adquiere un bonito color dorado. No la dejamos mucho tiempo ya que no nos interesa que quede demasiado espesa. Sacamos el lomo del horno y lo dejamos reposar tapado con el papel de aluminio durante unos 15 minutos para que los jugos vuelvan a su lugar. Lo servimos hecho rodajas y regado por la salsa de uva. ¡A disfrutar! Si no sabemos abrir la carne, se lo podemos pedir al carnicero.