Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Hogaza de harina de maíz con frutas glaseadas
Paso a paso
23 Julio 2014
Postres y dulces
Tradicional
Fácil
41-50
€€
Hogaza de harina de maíz con frutas glaseadas
Ingredientes:
Descripción Esta hogaza de harina de maíz con frutas glaseadas es una forma diferente de hacer el típico pastel navideño. El sabor es delicioso aunque el bizcocho resulta un poco más pesado al llevar la harina de maíz, pero la verdad es que merece la pena probarlo. En un cuenco mezclamos las dos clases de harinas junto con la levadura, el azúcar moreno y la ralladura de limón. Hacemos un hueco en el centro e incorporamos el yogurt, los huevos y el aceite. Removemos con una cuchara de madera hasta que los ingredientes estén bien incorporados y se forme una mezcla suave y homogénea. No lo batiremos demasiado porque de esa forma la hogaza quedaría muy pesada. Por otro lado cogemos las frutas glaseadas y las partimos en trozos menudos o del tamaño que queramos. Vertemos estos trozos sobre un cuenco y los espolvoreamos con un poco de harina. Esto lo hacemos para que a la hora de incorporarlos a la masa y en el momento de la cocción, no se vayan al fondo y queden así esparcidos por todo el bollo. Juntamos la masa con las frutas y mezclamos de forma homogénea. Echamos la preparación en un molde engrasado con un poco de mantequilla y espolvoreado con harina previamente. Alisamos la superficie con una espátula y horneamos durante alrededor de 45 minutos en horno que hemos precalentado a una temperatura de 190º C. Pasado este tiempo retiraremos la hogaza del horno y veamos que ha esponjado correctamente, esté firme al tacto y al introducir en el centro un cuchillo o un palillo este salga limpio. Lo sacamos del horno y dejamos que se temple un poco antes de desmoldarlo. Ponemos la hogaza sobre una rejilla y reservamos. Mientras tanto, en un bol pequeño mezclar el zumo de limón y el azúcar blanco. En el momento en el azúcar se disuelva bien formándose una especie de almíbar lo vertemos con una cuchara sobre todo el pan dejando que penetre en él. El pan quedará húmedo. Podéis escoger las frutas glaseadas que más os gusten. A mí me encanta la pera y el melón, pero vosotros sois los que decidís.