Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Mejillones con salpicón de vinagreta
Paso a paso
3 Diciembre 2014
Entrantes
Tradicional
Muy fácil
20-30
151-300
Mejillones con salpicón de vinagreta
Ingredientes:
Descripción Para mí no hay nada más típico que una ración de mejillones con salpicón de vinagreta cuando salimos a tomar algo antes de comer los domingos. Y el domingo que no lo tomas, como que nos falta algo. Por eso decidí probar a hacerlos yo en mi casa, y la verdad es que quedaron buenísimos. El mejillón suele venir con mucha suciedad, por lo que de lo primero que nos tenemos que encargar es de limpiar y quitarles las impurezas y los vamos metiendo en una cazuela al fuego, para que se hagan al vapor, a la que hemos añadido el medio vaso de vino blanco, el de agua y la hoja de laurel. Dejamos que cuezan, no soy partidario de dejarlos que se hagan mucho, más bien que tengan un puntito de crudo y conserven esa textura del mejillón vivo. Los vamos retirando de la cazuela a medida que se hagan. Para comer mejor les quitamos una concha y conservamos el mejillón en la otra, y los disponemos en una fuente para servir. Mientras, lavamos las verduras, los pimientos los cortamos a cuadraditos pequeños al igual que la cebolleta, despepitamos el tomate y también lo cortamos igual, mezclamos todas las verduras en un bol, salamos, añadimos el perejil y removemos, luego el aceite y el vinagre al gusto, meneamos para que todas las verduras cojan el sabor, dejamos reposar unos minutos, distribuimos la vinagreta por encima de los mejillones y ya podemos servir. Estos mejillones con salpicón de vinagreta son magníficos como aperitivo. Se comen solos. Si puedes compra mejillones de roca. Puede que su tamaño sea menor pero el sabor está más concentrado y son más ricos. No tiréis el caldo en el que se han cocido los mejillones ya que conserva todo su sabor. Cuélalo y guárdalo para usarlo en una sopa, salsa o cualquier guiso de pescado.