Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Crostini
Paso a paso
3 Diciembre 2014
Panes y masas
Aperitivos y tapas
Internacional
Fácil
< 20
151-300
Crostini
Ingredientes:
Descripción Siempre he considerado que la mejor manera de hacer unas crostini es elaborando tú mismo el pan. Por eso en esta receta te doy la forma de como elaborarlo y posibles mezclas de ingredientes para cubrirlos, aunque ya sabes que eres tú el que eliges al final. Delicioso para cualquier coctel como aperitivos. Para hacer el pan lo primero es mezclar la levadura con el agua tibia y dejar unos minutos para que se empiece a activar. Mientras tanto colocar en un cazo la leche y cuando esté caliente, agregar la manteca y salar (más o menos 1/2 cucharadita de café). Retirar cuando se derrita completamente la manteca y agregar la levadura. Agregar la harina por partes, mientras se mezcla rápidamente hasta formar una maza pegajosa. Siga mezclando y agregando harina hasta que todos los restos se separen del recipiente. Enharinar la mesada de cocina o un sitio donde amasar y volcar la masa, trabajar con ella hasta que quede una masa lisa y suave. Dejar levar la masa para lo que vamos a colocarla en un recipiente limpio y tapar no del todo con un film transparente de cocina y dejar descansar hasta que duplique su volumen. Cuando esto pase, dividir la masa en dos, estirar con un rodillo dando forma rectangular de más o menos 2 cm y enrollar hasta obtener un tubo. Redondear las puntas y llevar sobre una placa de horno en mantecada y espolvoreada con semillas de sésamo. Hacer unos cortes paralelos entre si y dejar que leven. Cuando los vea inflados, lleve a horno precalentado, en el que hornearemos durante 20 minutos. Antes de sacar del horno, pintar con clara de huevo batida con dos cucharadas de agua y dejar que se doren. Para preparar los Crostini empezamos por cortar el pan en rodajas (como las tostadas del desayuno) y partirlas por la mitad. Rocíe con un poquito de aceite de oliva y hornee unos minutos. Dar la vuelta a estas rebanadas para que se doren por los dos lados y ya podemos pasar a cubrirlos con lo que más nos guste. Aquí te paso unas cuantas elaboraciones que suelo hacer: Pimientos caramelizados cubiertos con albahaca fresca. Crema de morcilla con la punta de un esparrago triguero hecho a la parrilla. Jamón ibérico cubierto con alcaparras: queso roquefort con una tira de pimiento. Salsa de tomate natural con ventresca de bonito. Y así hasta que se os agote la imaginación.