Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Una de combinados: Gin Tonic, su Agua Tónica y su Quinina

Aportación
8 Mayo 2014
Laura Perezábad
Laura Perezábad
"En busca del menú más saludable"
Por nuestras Masterclass pasó hace unas semanas uno de los grandes conocedores del arte y los secretos de la coctelería, Carlos Moreno. Hablar de tónica y combinados es hablar de Gin Tonic. Voy a convertirlo en el protagonista de hoy. ¿Eres de Gin Tonic? No te pierdas este texto con varias curiosidades, te va a gustar.

La quinina, la gran desconocida del Gin Tonic

 

Un combinado con historia

 

Se dice que el Gin Tonic fue descubierto por las tropas inglesas en el siglo VIII coincidiendo con su etapa en la India. Por aquel entonces, los soldados tomaban para prevenir la malaria agua tónica con quinina. Fue casi por accidente, cuando uno de los soldados añadió gotas de ginebra en lugar de quinina a sus dosis diarias de agua tónica. Les pareció mucho más apetecible y en poco tiempo la mezcla pasó de ser una medicina preventiva a una bebida refrescante y social.

 

Un combinado digestivo

 

Gracias a la quinina de su tónica, el Gin Tonic tiene un efecto digestivo. Pero, ¿qué es la quinina?

Ya te he anticipado que la quinina se ha venido utilizando durante muchos años como un agente para combatir la malaria. Este compuesto es un alcaloide extraído del árbol de la quina, Chinchona pubescens, y se usa como potenciador del sabor en la tónica, confiriéndole su característico sabor amargo. Pero, además, gracias a la quinina, la tónica no sólo es amarga, sino que también facilita la digestion y ejerce un efecto tonificante sobre el sistema nervioso.

 

Otra curiosidad es que a dosis muy elevadas la quinina es tóxica, puede provocar aborto y daños cardiacos. Eso sí, tranquilidad absoluta, porque en las dosis a las que se añade a la tónica no representa ningún problema. Además, debido a estos efectos a dosis altas, la Agencia de Alimentos y Medicamentos Americana (FDA) ha limitado su concentración en la tónica, siendo imposible que podamos llegar a beber los litros necesarios para alcanzar el posible efecto tóxico. También por ello, su presencia se declara en la etiqueta, todos hemos leído en las botellas o latas de tónica “contiene quinina”.

 

Un combinado fluorescente

 

¿Has pedido alguna vez un Gin Tonic en algún bar con foco de luz ultravioleta y te ha sorprendido su fluorescencia? Has de saber que esta peculiar característica se debe a la quinina. Vemos como  le debe mucho el Gin Tonic a la quinina.

La quinina es un compuesto muy fluorescente, especialmente en disoluciones ácidas o ligeramente ácidas, como puede ser la tónica. Al incidir la luz ultravioleta sobre ella absorbe energía y, posteriormente, emite parte de la misma en forma de radiación electromagnética. Esta radiación emitida es la luz azulada de las tónicas que podemos ver en las discotecas y bares similares donde existan focos de luz ultravioleta. Curioso, ¿verdad?

Un combinado de moda

Siempre ha estado ahí, pero en los últimos años el Gin Tonic ha tomado posición con fuerza y hoy podemos decir que es moda, el Gin Tonic es el combinado rey de la noche. La lista de ginebras y de tónicas que entran en juego a la hora de prepararlo multiplica sus posibilidades. Pero no sólo eso, la infinidad de complementos que pueden acompañarlas (hojas, cortezas de fruta, bayas, ramas…) crean una copa que puede inspirar multitud de matices, tantos como quiera descubrir quien la disfruta.

 

Tras nuestras Masterclass de los sábados, solemos seguir disfrutando de la noche en grupo. El pasado sábado visitamos a Carlos Moreno en su Charly’s bar. ¡Gracias Carlos por tratarnos de maravilla! Como veís no lo pasamos mal.

 

 

No me puedo despedir de otra forma que con un Gin Tonic y, con esto de que admite tantas posibilidades, me he visto con ganas de “personalizarlo” un poco.  Seagram’s y Fever Tree, con naranja, enebro y canela. ¡Hasta pronto!

 

0 comentarios