Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Embarazo y ejercicio físico, muy buenos aliados

Noticia
3 Febrero 2017

El ejercicio físico y el deporte forman parte, cada vez más, del estilo de vida de muchas mujeres. Casi todos conocemos los beneficios que aportan a la salud. Sin embargo, según un estudio de la Universidad de Granada, el 68 por ciento de las mujeres en estado en España no realizan suficiente ejercicio durante el embarazo.

Las mujeres sanas con un embarazo sin complicaciones pueden realizar ejercicio físico regular durante la gestación, evitando deportes de riesgo que puedan producir caídas, traumatismos o puedan resultar peligros para el bebe. 

Numerosos estudios entre ellos uno liderado por el Hospital 12 de Octubre de Madrid, realizado a 241 mujeres embarazadas, reveló que el ejercicio físico supervisado y de intensidad ligera, puede reducir el aumento de peso y la depresión durante el embarazo a la mama. Pero además se conocen otros muchos beneficios entre los que podemos destacar, mejor función cardiovascular, menor ganancia de peso y depósito de grasa, prevenir el tratamiento de la diabetes gestacional, mejorar el estreñimiento, aumentar de energía, mejorar el humor y rápida recuperación después del parto.

Por si fueran pocas ventajas, el ejercicio practicado durante el embarazo mejora el desarrollo cerebral del niño, afirman también un equipo de investigadores de la Universidad de Montreal y del Hospital infantil Ste-Justine. Bastan 20 minutos de ejercicio físico de la madre, tres días a la semana para que el bebé muestre diferencias cognitivas. A la vez que reduce el riesgo de obesidad infantil.

Es necesario que la futura mama, consulte primero al especialista antes de iniciarse en el ejercicio físico, independientemente de que previamente ya lo practicara.

Las actividades deportivas más recomendables en el embarazo son 

Caminar Andar rápido da un entrenamiento total del cuerpo y no ejerce mucho impacto en articulaciones y músculos. 

Nadar es muy recomendable porque se ejercitan muchos músculos cuando se practica.  Lo ideal es ir a una piscina tratada con ozono, no con cloro, y con el agua templada. Media hora, tres días a la semana, ayuda a estar en forma, incrementa la resistencia, pone en sintonía a la madre y al bebé. Los ejercicios aeróbicos de bajo –impacto y en el agua son muy recomendables.

Ciclismo proporciona un entrenamiento aeróbico muy bueno, pero puede afectar el equilibrio conforme el embarazo avanza. La bicicleta estática es una buena alternativa para evitar las caídas. 

Yoga  este ejercicio mejora la postura corporal y ayuda a prevenir dolores de espalda y trastornos como las hemorroides y vómitos. Contribuye a eliminar la sensación de fatiga, la tensión nerviosa y asegura al feto una mayor oxigenación.

Running Según Carmen Zabau, jefa de Diagnóstico Prenatal del Institut Marqués de Barcelona, “las mujeres que corrían antes del embarazo y disfrutan corriendo pueden seguir haciéndolo en el embarazo. Sólo deben modificar un poco su rutina, para no agotarse, y dejarlo en los últimos meses, cuando tienen menos equilibrio por el volumen de la tripa y más riesgo de torceduras por la relajación de los ligamentos”.

Después del parto la mama tardará un tiempo en recuperar su fuerza. Además, si el parto fue por cesárea o tuvo complicaciones, el tiempo de recuperación puede ser más largo. Caminar es una buena manera de volver a ejercitarse. Los paseos rápidos varias veces por semana pueden ser la antesala para un ejercicio  más activo. Además, son muy compatibles para hacerlos acompañada del bebe.

¡No hay excusas para llevar una vida más activa. Todos son ventajas¡

Movewoman

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.