Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
No es que sea el plato de mi vida, si no que este plato es mi vida. Siempre he sido más de salado que de dulce y más de pescado que de carne. Desde bien pequeña he vivido de primera mano el cultivo y preparación de los guisantes en la casa de campo de mis abuelos, pero no ha sido hasta hace pocos años cuando empecé a participar en aquella complicada tarea debido a mi gran interés por la cocina. Horas y horas, vaina a vaina pelándolos y limpiándolos. Por su parte, los langostinos son para mí un alimento muy especial: se comían en contadas ocasiones y las esperaba con ansia, siempre los tomaba en Navidad y no sabría decir que me apetecía más, si comer langostinos o abrir los regalos... en fin, con el paso de los años y gracias a mi pasión por la cocina he sido capaz, o al menos lo he intentado, de plasmar con armonía en un solo plato los dos alimentos que despertaron a la cocinera que llevo dentro.

Tartar de langostinos sobre espuma de guisantes , frambuesas, wakame y lima

Videoreceta
23 Abril 2016

No es que sea el plato de mi vida, si no que este plato es mi vida.
Siempre he sido más de salado que de dulce y más de pescado que de carne.
Desde bien pequeña he vivido de primera mano el cultivo y preparación de los guisantes en la casa de campo de mis abuelos, pero no ha sido hasta hace pocos años cuando empecé a participar en aquella complicada tarea debido a mi gran interés por la cocina. Horas y horas, vaina a vaina pelándolos y limpiándolos.
Por su parte, los langostinos son para mí un alimento muy especial: se comían en contadas ocasiones y las esperaba con ansia, siempre los tomaba en Navidad y no sabría decir que me apetecía más, si comer langostinos o abrir los regalos... en fin, con el paso de los años y gracias a mi pasión por la cocina he sido capaz, o al menos lo he intentado, de plasmar con armonía en un solo plato los dos alimentos que despertaron a la cocinera que llevo dentro.