Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
El queso es mi comida favorita en todas sus variantes, pero sin duda la tarta de queso (con cualquier complemento: gelatina al limón, mermelada de frambuesa, arándanos, fresas...) es el plato de mi vida ya no tanto porque lleve queso o no, sino porque es con el postre con el que me inicié en la cocina y desde entonces no he dejado de hacerlo. Es como esas empanadas que se llevan siempre en la cena de noche buena; pues lo mismo pero con la tarta. Es el plato que me caracteriza. Estoy segura de que si ganara este concurso, iría a agradecéroslo con una tarta de estas. Lleva queso, es dulce pero con ese toque ácido que le doy siempre con las frutas y sobre todo, es tranquilamente sencillo. Mi sueño es entrar en MasterChef. Desde que hice esa tarta no me he separado de la cocina y actualmente ese es mi sueño, así que eligiendo entre vuestras tres opciones elegiría el stage. La cocina es como la vida: nunca se aprende lo suficiente por lo que es mejor ir de la mano de buenos profesores. Gracias por esta oportunidad.

Tarta de queso con fresas y chocolate.

Videoreceta
28 Abril 2016

El queso es mi comida favorita en todas sus variantes, pero sin duda la tarta de queso (con cualquier complemento: gelatina al limón, mermelada de frambuesa, arándanos, fresas...) es el plato de mi vida ya no tanto porque lleve queso o no, sino porque es con el postre con el que me inicié en la cocina y desde entonces no he dejado de hacerlo.
Es como esas empanadas que se llevan siempre en la cena de noche buena; pues lo mismo pero con la tarta. Es el plato que me caracteriza.
Estoy segura de que si ganara este concurso, iría a agradecéroslo con una tarta de estas.
Lleva queso, es dulce pero con ese toque ácido que le doy siempre con las frutas y sobre todo, es tranquilamente sencillo.

Mi sueño es entrar en MasterChef. Desde que hice esa tarta no me he separado de la cocina y actualmente ese es mi sueño, así que eligiendo entre vuestras tres opciones elegiría el stage.
La cocina es como la vida: nunca se aprende lo suficiente por lo que es mejor ir de la mano de buenos profesores.

Gracias por esta oportunidad.