Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
El plato de mi vida es la mousse de chocolate porque es el primer plato que cociné yo sola. La verdad es que la receta salió fatal. Yo tenía solo 10 años pero siempre me había llamado la atención la cocina. Cogí un libro de recetas de mi madre y decidí hacer una mouse que al parecer era muy fácil. La receta se complicó cuando leí "al baño María", no sabía qué era y menos todavía hacerlo así que pensé: voy a omitir este paso seguir con el plato que seguro que no es algo importante. Como no iba a ser de otra manera, el plato no salió bien y eso me llevó a que en mi casa se subestimasen mis dotes culinarias. La sorpresa vino cuando a pesar de mi torpeza, seguí buscando recetas, observando a mi madre, programas de cocina en la televisión... y empecé a cocinar todo tipo de platos y todos ellos muy buenos. La mousse es el plato de mi vida porque me recuerda que las cosas no salen bien a la primera y depende solo de mi el hecho de saber o no hacer algo ya que todo se puede conseguir con trabajo y perseverancia. Quien le iba a decir al autor del libro de recetas de mi madre la razón que tenia al escribir "Esta sencilla fórmula de preparación del chocolate es idónea para iniciar a los más pequeños en el mundo de la repostería" aunque no creo que pensase en que alguien podía fracasar en la elaboración de la receta, no pudo haber un resultado mejor. Es una receta con uno de mis ingredientes favoritos, el chocolate, y que además marca un punto de inflexión en mi vida, cuando decido que la cocina, aunque no parezca mi fuerte, será una de mis pasiones

Mousse de chocolate

Videoreceta
3 Mayo 2016

El plato de mi vida es la mousse de chocolate porque es el primer plato que cociné yo sola. La verdad es que la receta salió fatal. Yo tenía solo 10 años pero siempre me había llamado la atención la cocina. Cogí un libro de recetas de mi madre y decidí hacer una mouse que al parecer era muy fácil.
La receta se complicó cuando leí "al baño María", no sabía qué era y menos todavía hacerlo así que pensé: voy a omitir este paso seguir con el plato que seguro que no es algo importante.
Como no iba a ser de otra manera, el plato no salió bien y eso me llevó a que en mi casa se subestimasen mis dotes culinarias. La sorpresa vino cuando a pesar de mi torpeza, seguí buscando recetas, observando a mi madre, programas de cocina en la televisión... y empecé a cocinar todo tipo de platos y todos ellos muy buenos.
La mousse es el plato de mi vida porque me recuerda que las cosas no salen bien a la primera y depende solo de mi el hecho de saber o no hacer algo ya que todo se puede conseguir con trabajo y perseverancia.
Quien le iba a decir al autor del libro de recetas de mi madre la razón que tenia al escribir "Esta sencilla fórmula de preparación del chocolate es idónea para iniciar a los más pequeños en el mundo de la repostería" aunque no creo que pensase en que alguien podía fracasar en la elaboración de la receta, no pudo haber un resultado mejor.
Es una receta con uno de mis ingredientes favoritos, el chocolate, y que además marca un punto de inflexión en mi vida, cuando decido que la cocina, aunque no parezca mi fuerte, será una de mis pasiones