Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Las croquetas que comía en mi infancia son el plato de mis sueños. De pequeña solía asaltar la nevera para comerme la masa con el dedo. Hasta incitaba a mi hermana pequeña, y entre las dos, comíamos tanta masa que a veces ya ni quedaba para hacer croquetas, con lo que mi madre optaba por rellenar unas cazuelitas de barro con pan rallado por encima y queso, y gratinarlas al horno, ante la impaciencia de las niñas. Me moría con ese plato. El motivo por el que me gustan tanto las croquetas, es él relleno. El de mi madre estaba buenísimo, y el de mi abuela ni te cuento. Comería croquetas a todas horas, pero mi mejor recuerdo comiendo croquetas es el de llegar a la casa de los fines de semana en la costa brava, por la noche, y abrir el tuper de croquetas que había preparado mi madre para cenar. Una maravilla!! Es el recuerdo más acogedor de toda mi vida. Al igual que el más aventurero eran los días en el que teníamos croquetas para comer en la barca de mi tío, o en la cala: todos los mayores nos querían robar las croquetas!! Y el día más triste de la vida: el día en que mi prima tenía croquetas de la abuela en su tuper y nosotras arroz tres delicias, era lo peor!!! La baba que me caía por esas croquetas. A lo largo de la vida, sin lugar a dudas he ido adquiriendo una sensibilidad aguda en la cata de croquetas, y moriría por unas cuantas. No me gusta dar referencias concretas de ningún sitio en particular, ya que considero que es un plato que no siempre te van a servir igual, es un misterio, a no ser que tengan una marca de identidad familiar, como es mi caso, o como las de Prado, la cocinera de mi tío. No obstante, mi abuela murió sin haberme enseñado a hacer croquetas, y mi madre no tiene tiempo, con lo cual no sabía hacer croquetas hasta hace una semana: que son las de la foto!!, las hice con una amiga, que es quien me ha enseñado y quedaron GENIAL!! Estoy súper contenta de saber por fin cocinar mi plato favorito!! (Ahora me muero de ganas por experimentar cada fin de semana, cocinando este plato o siempre que pueda, e introducir pequeños cambios o ir cogiendo soltura) Catar croquetas nunca dejará de ser mi pasión (y obsesión para algunas amigas que alucinan con mi entusiasmo por estas pequeñas). Mi cuenta foodie en instagram es @cook_and_cake Espero que os guste mi historia y mi pasión. Un saludo y abrazo fuerte a todos los chefs y foodies del mundo!!! Comer es un placer, y como "la madalena" de Proust, los sabores y olores de infancia nunca se borran del paladar con todos sus recuerdos, sensaciones y sentimientos. Besos!!

Las croquetas de la infancia

Videoreceta
29 Abril 2016

Las croquetas que comía en mi infancia son el plato de mis sueños.
De pequeña solía asaltar la nevera para comerme la masa con el dedo. Hasta incitaba a mi hermana pequeña, y entre las dos, comíamos tanta masa que a veces ya ni quedaba para hacer croquetas, con lo que mi madre optaba por rellenar unas cazuelitas de barro con pan rallado por encima y queso, y gratinarlas al horno, ante la impaciencia de las niñas. Me moría con ese plato.
El motivo por el que me gustan tanto las croquetas, es él relleno. El de mi madre estaba buenísimo, y el de mi abuela ni te cuento.
Comería croquetas a todas horas, pero mi mejor recuerdo comiendo croquetas es el de llegar a la casa de los fines de semana en la costa brava, por la noche, y abrir el tuper de croquetas que había preparado mi madre para cenar. Una maravilla!! Es el recuerdo más acogedor de toda mi vida. Al igual que el más aventurero eran los días en el que teníamos croquetas para comer en la barca de mi tío, o en la cala: todos los mayores nos querían robar las croquetas!! Y el día más triste de la vida: el día en que mi prima tenía croquetas de la abuela en su tuper y nosotras arroz tres delicias, era lo peor!!! La baba que me caía por esas croquetas.

A lo largo de la vida, sin lugar a dudas he ido adquiriendo una sensibilidad aguda en la cata de croquetas, y moriría por unas cuantas.
No me gusta dar referencias concretas de ningún sitio en particular, ya que considero que es un plato que no siempre te van a servir igual, es un misterio, a no ser que tengan una marca de identidad familiar, como es mi caso, o como las de Prado, la cocinera de mi tío.
No obstante, mi abuela murió sin haberme enseñado a hacer croquetas, y mi madre no tiene tiempo, con lo cual no sabía hacer croquetas hasta hace una semana: que son las de la foto!!, las hice con una amiga, que es quien me ha enseñado y quedaron GENIAL!! Estoy súper contenta de saber por fin cocinar mi plato favorito!! (Ahora me muero de ganas por experimentar cada fin de semana, cocinando este plato o siempre que pueda, e introducir pequeños cambios o ir cogiendo soltura)
Catar croquetas nunca dejará de ser mi pasión (y obsesión para algunas amigas que alucinan con mi entusiasmo por estas pequeñas).

Mi cuenta foodie en instagram es @cook_and_cake

Espero que os guste mi historia y mi pasión.
Un saludo y abrazo fuerte a todos los chefs y foodies del mundo!!!
Comer es un placer, y como "la madalena" de Proust, los sabores y olores de infancia nunca se borran del paladar con todos sus recuerdos, sensaciones y sentimientos.
Besos!!