Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
La sensación de que cada cucharada te transporte a un lugar de ensueño, jugando con tu paladar y haciendo que tus cinco sentidos sean parte de esta alucinación. Desde el momento que rompes la esfera de isomalt, eres capaz de sentir la suavidad de la crema junto a los dulzores de la fruta liofilizada y los toques agridulces de los pensamientos posicionados a conciencia. Por si eso fuese poco el "nido" de violetas remata los matices de la fruta haciendo de este plato, una fantasía que te hará pensar.

Ecosistema del pensamiento

Videoreceta
8 Marzo 2016

La sensación de que cada cucharada te transporte a un lugar de ensueño, jugando con tu paladar y haciendo que tus cinco sentidos sean parte de esta alucinación. Desde el momento que rompes la esfera de isomalt, eres capaz de sentir la suavidad de la crema junto a los dulzores de la fruta liofilizada y los toques agridulces de los pensamientos posicionados a conciencia. Por si eso fuese poco el "nido" de violetas remata los matices de la fruta haciendo de este plato, una fantasía que te hará pensar.