Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Las croquetas....de la abuela, de la mama, de la vecina, la tia, etc etc etc. A quien no le recuerdan a algo las croquetas. Es mi plato favorito en parte porque me recuerdan muchas cosas, por ejemplo, a un lugar en el que trabajé hace años, haciamos las mejores croquetas de pollo a la leña que he comido en mi vida, brutales, me las comia como si fueran palomitas, una tras otra pero en este caso os he mandado esta receta de mi version de las croquetas, que no me recuerdan a nada sino que me llevan a un mundo de sabores desconocido, al futuro o simplemente me evaden de la realidad por su textura, sabor, olor y madre mia se me hace la boca agua solo de pensarlo.. Al probarlas es como si estuviera en Croquetilandia. Miles de croquetas por ahí, guapas y feas, flacas y gordas, grandes y pequeñas, blandas y crujientes, buenas y malas, con tropezones o sin ellos, cada una tal y como su madre las trajo al mundo, todas distintas pero con algo especial y haciendo feliz a alguien... Que haria sin las croquetas, las de toda la vida y las mas modernas, una autentica delicia. Estas croquetas me han creado un recuerdo inborrable.

"Croquetas" de te matcha y corn flakes, crema y frutos secos, chocolate y galleta Maria

Videoreceta
9 Mayo 2016

Las croquetas....de la abuela, de la mama, de la vecina, la tia, etc etc etc. A quien no le recuerdan a algo las croquetas. Es mi plato favorito en parte porque me recuerdan muchas cosas, por ejemplo, a un lugar en el que trabajé hace años, haciamos las mejores croquetas de pollo a la leña que he comido en mi vida, brutales, me las comia como si fueran palomitas, una tras otra pero en este caso os he mandado esta receta de mi version de las croquetas, que no me recuerdan a nada sino que me llevan a un mundo de sabores desconocido, al futuro o simplemente me evaden de la realidad por su textura, sabor, olor y madre mia se me hace la boca agua solo de pensarlo.. Al probarlas es como si estuviera en Croquetilandia. Miles de croquetas por ahí, guapas y feas, flacas y gordas, grandes y pequeñas, blandas y crujientes, buenas y malas, con tropezones o sin ellos, cada una tal y como su madre las trajo al mundo, todas distintas pero con algo especial y haciendo feliz a alguien... Que haria sin las croquetas, las de toda la vida y las mas modernas, una autentica delicia. Estas croquetas me han creado un recuerdo inborrable.