Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
 Albóndigas orientales con bacalao al pil-pil gallego. Alba García Mi receta consiste en un mar y montaña de albóndigas orientales con bacalao al pil-pil gallego. Empezaremos confitando 3-4 dientes de ajo para que el aceite vaya perfumándose y hacer posteriormente la ajada gallega. Mientras haremos la masa de las albóndigas orientales, que lleva: carne picada de vacuno, cebolla, ajo, jengibre fresco rallado, perejil y especias al gusto. Yo le he añadido pimienta negra, canela, jengibre en polvo, nuez moscada y clavo. Primero pochamos muy bien la cebolla con el ajo y dejamos que se haga lentamente. Mientras, rallamos el jengibre fresco en la carne picada y empapamos dos rebanadas de pan en salsa de soja. Echamos la miga empapada en soja, las especias, el perejil picado y la cebolla/ajo ya pochado en la masa de la carne picada y removemos muy bien. Importante no echarle sal porque la soja ya le aporta toda la sal que necesita la albóndiga. Cogeremos un vaso y le ponemos harina hasta la mitad. La apelmazamos bien y vamos cogiendo bolitas de masa y las metemos en el vaso de la harina para que se rebocen bien. Una vez tengamos todas las bolas hechas, las ponemos a freir. Mientras, ponemos a hervir el alga wakame para que se hidrate y podamos luego envolver las albóndigas. Por otro lado, tenemos que poner el bacalao a confitarse a baja temperatura. El aceite no debe exceder los 60º, por lo que con un termómetro de cocina podemos ir regulando la temperatura. El bacalao tardará en hacerse unos 25-30 minutos, también dependiendo del grosor de la pieza. El aceite deberá cubrir casi el bacalao. Poco a poco, la piel del bacalao irá soltando la grasa que usaremos luego para nuestro pil-pil. Una vez hecho el bacalao, retiramos los lomos del aceite y los ponemos sobre papel absorvente para no tener un exceso de aceite. El aceite con los ajos confitados ya estará listo para añadirle el pimentón y hacer la ajada. Retiramos el cazo del fuego para que no se nos queme el pimentón e incorporamos 2-3cucharaditas. Removemos bien y reservamos. En un vaso batidor ponemos uno de los ajos confitados y con una cuchara, vamos cogiendo la grasa que ha soltado el bacalao y la echamos en el baso. Batimos un poco, no muy potente, y poco a poco incorporamos la ajada para que el pil-pil se vaya emulsionando lentamente. Finalente, envolvemos las albóndigas en nuestra alga wakame y ya listos para emplatar!! En un plato, ponemos un poco de pil-pil gallego, encima del pil-pil el lomo de bacalao con la piel hacia abajao. A los lados unas pocas albóndigas envueltas en el alga y por encima del bacalao lo adornamos con ajo frito. Sólo queda meterle el diente y degustar este magnífico plato.

Albóndigas orientales con bacalao al pil-pil gallego. Alba García

Videoreceta
12 Enero 2015

Mi receta consiste en un mar y montaña de albóndigas orientales con bacalao al pil-pil gallego.

Empezaremos confitando 3-4 dientes de ajo para que el aceite vaya perfumándose y hacer posteriormente la ajada gallega.

Mientras haremos la masa de las albóndigas orientales, que lleva: carne picada de vacuno, cebolla, ajo, jengibre fresco rallado, perejil y especias al gusto. Yo le he añadido pimienta negra, canela, jengibre en polvo, nuez moscada y clavo.

Primero pochamos muy bien la cebolla con el ajo y dejamos que se haga lentamente. Mientras, rallamos el jengibre fresco en la carne picada y empapamos dos rebanadas de pan en salsa de soja. Echamos la miga empapada en soja, las especias, el perejil picado y la cebolla/ajo ya pochado en la masa de la carne picada y removemos muy bien. Importante no echarle sal porque la soja ya le aporta toda la sal que necesita la albóndiga. Cogeremos un vaso y le ponemos harina hasta la mitad. La apelmazamos bien y vamos cogiendo bolitas de masa y las metemos en el vaso de la harina para que se rebocen bien. Una vez tengamos todas las bolas hechas, las ponemos a freir. Mientras, ponemos a hervir el alga wakame para que se hidrate y podamos luego envolver las albóndigas.

Por otro lado, tenemos que poner el bacalao a confitarse a baja temperatura. El aceite no debe exceder los 60º, por lo que con un termómetro de cocina podemos ir regulando la temperatura. El bacalao tardará en hacerse unos 25-30 minutos, también dependiendo del grosor de la pieza. El aceite deberá cubrir casi el bacalao. Poco a poco, la piel del bacalao irá soltando la grasa que usaremos luego para nuestro pil-pil.

Una vez hecho el bacalao, retiramos los lomos del aceite y los ponemos sobre papel absorvente para no tener un exceso de aceite.

El aceite con los ajos confitados ya estará listo para añadirle el pimentón y hacer la ajada. Retiramos el cazo del fuego para que no se nos queme el pimentón e incorporamos 2-3cucharaditas. Removemos bien y reservamos.

En un vaso batidor ponemos uno de los ajos confitados y con una cuchara, vamos cogiendo la grasa que ha soltado el bacalao y la echamos en el baso. Batimos un poco, no muy potente, y poco a poco incorporamos la ajada para que el pil-pil se vaya emulsionando lentamente.

Finalente, envolvemos las albóndigas en nuestra alga wakame y ya listos para emplatar!!

En un plato, ponemos un poco de pil-pil gallego, encima del pil-pil el lomo de bacalao con la piel hacia abajao. A los lados unas pocas albóndigas envueltas en el alga y por encima del bacalao lo adornamos con ajo frito.

Sólo queda meterle el diente y degustar este magnífico plato.