Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Recetas de sesos

Recetas de sesos

Dentro de la casquería podemos encontrar clasificados los sesos, que hacen referencia al cerebro del animal del que se elijan comer. Las recetas de sesos son un poco desagradables en el proceso de su preparación porque contienen mucha sangre, por lo que hay que dejarlos reposando unas horas en agua fría y retirarles la telilla que los recubre una vez estén limpios. Tanto a la vista como al tacto, los sesos no son especialmente agradables, pero una vez listos tienen un sabor muy rico. Los sesos son una parte del animal que contiene un gran porcentaje de grasa, por lo que no son aconsejables para personas con problemas de sobrepeso ni de colesterol. A pesar de esto, la casquería no se come muy habitualmente, por lo que no se consideran sus contraindicaciones como tal. Los sesos, antes de cocinarlos al gusto, ya sean fritos, al horno, etc., se blanquean cociéndolos durante 10 minutos en una olla con agua y sal, que es como mantienen su sabor por completo. A partir de ahí, existen muchas formas de cocinarlos, algunas más saludables que otras y siempre teniendo en cuenta que no son ligeros de digerir. También tenemos otras recetas con casquería que, a pesar de no comerse habitualmente, vale la pena tenerlas reservadas para cualquier ocasión. Por ejemplo, te sugerimos echar un vistazo al hígado o a las mollejas de cordero, o de ternera.

Últimas recetas

No se han encontrado recetas con esta etiqueta.

Más consultadas
Mejor puntuadas