Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Whoopies de chocolate

Postres y dulces
Postre
Internacional, Para niños

Ingredientes:

Ocultar 2 personas

Para la masa:

harina ( 70 gr. ) harina 70 gr.
cacao ( 15 gr. ) cacao 15 gr.
bicarbonato ( media cucharilla ) bicarbonato media cucharilla
leche ( 65 ml. ) leche 65 ml.
mantequilla ( 38 gr. ) mantequilla 38 gr.
esencia aroma de vainilla ( 4 gotas ) esencia aroma de vainilla 4 gotas
huevos ( 1 ud., pequeño ) huevos 1 ud., pequeño
azúcar glas ( 50 gr. ) azúcar glas 50 gr.

Para el relleno:

leche ( 125 ml. ) leche 125 ml.
huevos ( 1 ud. ) huevos 1 ud.
maicena o almidón de maíz ( 10 gr. ) maicena o almidón de maíz 10 gr.
azúcar ( 30 gr. ) azúcar 30 gr.
crema de cacao ( 1 cucharada ) crema de cacao 1 cucharada
Ocultar 4 personas

Para la masa:

harina ( 140 gr. )
cacao ( 30 gr. )
bicarbonato ( 1 cucharilla )
leche ( 125 ml. )
mantequilla ( 75 gr. )
esencia aroma de vainilla ( 1 cucharilla )
huevos ( 1 ud. )
azúcar glas ( 100 gr. )

Para el relleno:

leche ( 250 ml. )
huevos ( 2 uds. )
maicena o almidón de maíz ( 20 gr. )
azúcar ( 60 gr. )
crema de cacao ( 2 cucharadas )
Ocultar 6 personas

Para la masa:

harina ( 210 gr. )
cacao ( 45 gr. )
bicarbonato ( 1 cucharada )
leche ( 190 ml. )
mantequilla ( 115 gr. )
esencia aroma de vainilla ( 1 cucharada )
huevos ( 2 uds. )
azúcar glas ( 150 gr. )

Para el relleno:

leche ( 375 ml. )
huevos ( 3 uds. )
maicena o almidón de maíz ( 30 gr. )
azúcar ( 90 gr. )
crema de cacao ( 3 cucharadas )

Descripción

Ni galletas, ni macarons, ni mini bizcochitos... son, sencillamente whoopies de chocolate. Se trata de un dulce típico de Estados Unidos. Tiene la misma forma que un macaron, aunque está hecho con un bizcocho normal mucho más fácil de elaborar. Esos sí, permite jugar con diferentes rellenos y sabores... así que... ¡deja volar tu imaginación!.

Paso 1:

Mezcla el azúcar glas con la mantequilla en pomada, es decir, cuando está lo suficientemente blandita y moldeable como para trabajar con ella pero sin llegar a estar derretida. Bate enérgicamente hasta que se forme una especie de pasta suave y clara. Si dispones de unas varillas eléctricas te será mucho san sencillo... aunque también lo puedes hacer a mano, con un poco más esfuerzo y paciencia. Es importante utilizar azúcar glas en lugar de azúcar normal... para que no se noten los granitos del azúcar cuando muerdas uno de los deliciosos whoopies de chocolate.

Paso 2:

Cuando la mezcla ya esté bien clarita... añade un huevo y sigue mezclando hasta que esté bien integrado.

Paso 3:

Por otro lado, tamiza la harina, el cacao en polvo y el bicarbonato... y pasa después todos estos ingredientes a un bol amplio. Tamizar significa pasar por un colador de trama fina o tamiz. Este proceso se realiza mucho en repostería para lograr postres más esponjosos. Créenos, la diferencia, ¡realmente se nota!

Paso 4:

Agrega los ingredientes secos a la mezcla de huevo, mantequilla y azúcar. Incorpora también la leche y la esencia aroma de vainilla y sigue mezclando todo con energía. Al final la mezcla tiene que quedar bien homogénea, sin ningún grumo.

Paso 5:

Ya es momento de dar forma a la masa de pequeños whoopies. Hay diferentes formas de hacerlo. La más sencilla es utilizar un molde para macarons: se trata de un molde de silicona con circulitos marcados para que al poner pequeñas porciones de masa, adquieran esta forma. Si no tienes, también los puedes hacer a mano... es un poco más complicado darles la forma deseada, pero no imposible... ¡es cuestión de práctica!. Cubre la bandeja del horno con papel sulfurizado y ve poniendo pequeñas porciones de whoopies de chocolate con la ayuda de una cuchara para helado. Lo que tienes que conseguir es que las porciones que coloques sobre la bandeja queden bien redonditas.

Paso 6:

Mete en el horno, ya caliente, a 180° durante 12 minutos... o hasta que al tocar la superficie de tus whoopies de chocolate ya parezcan un poco duritos.

Paso 7:

Saca la bandeja y coloca los whoopies de chocolate sobre una bandeja para que se vayan enfriando. Mientras tanto, ve haciendo la crema. Para ello, bate el huevo junto con el azúcar hasta obtener una mezcla un poco espumosa. En un vasito, disuelve la maicena en un poco de la leche y añádelo al huevo. Ponlo en un cazo y acércalo al fuego.

Paso 8:

Calienta el resto de la leche en el microondas durante 1 minuto a máxima potencia e incorpora al cazo. Mantén el cazo a fuego suave sin dejar de remover y deja que vaya espesando. Cuando hayas conseguido la textura deseada, aparta del fuego, incorpora la crema de cacao y muévelo para integrarlo bien. Deja enfriar.

Paso 9:

Pon una pequeña cantidad de crema de chocolate en una mitad de whoopie con la ayuda de una manga pastelera o de una cucharilla, cierra con otra mitad sin apretar, y ve repitiendo la operación con el resto de whoopies.

Presentación:

Sirve tus whoopies de chocolate en una bonita bandeja y... no esperes que sobren, porque están tan ricos, que... ¡volarán!.

Alternativa:

Si no quieres complicarte con el relleno de estos whoopies, también puedes rellenarlos directamente con la crema de cacao marca DIA que dará una textura ligera y sedosa y un sabor riquísimo.

En Demos la vuelta al día: Como hacer buttermilk casero

En Demos la vuelta al día: Dale ¡sabor! a tu azúcar

En Demos la vuelta al día: Diccionario básico del chocolate (y del buen chocolatero)

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.