Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Turrón duro

Postres y dulces
Postre
Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 10 personas
500 gramos de miel
750 gramos de almendra entera pelada
125 gramos de azúcar
1 limón
1 clara de huevo

Descripción

En toda bandeja de dulces navideño, lo que nunca puede faltar es un buen turrón duro, y si es casero mejor que mejor. Esta receta es muy sencilla de hacer, y en cuanto lo pruebes te darás cuenta de que no hay comparación con los que venden, siendo este mucho mejor y delicioso.

Lo primero es poner el fuego muy flojo y echar los 750 gramos de miel en la cazuela para que se derrita y suelte toda el agua.
Cuándo la miel se ha calentado y la tenemos disuelta y líquida empezamos a añadir el azúcar muy poquito a poco para que se vaya disolviendo con facilidad y así no se hagan grumos.
Mientras vamos añadiendo el azúcar, vamos removiendo y removiendo, siempre a fuego lento. Es preferible que lo hagas con una cuchara de palo.
Una vez que hayamos añadido todo el azúcar seguimos moviendo y mantenemos el fuego bajo. Lo seguimos removiendo para conservar toda esa espuma que ha ido formando la miel según íbamos removiendo.
Por otro lado tenemos que montar la clara a punto de nieve en un cuenco grande, pero sin dejar de remover la miel. Lo que se puede hacer es montar la calara antes de hacer lo de la miel.
Echamos la mezcla de miel sobre la clara de huevo montada, pero de forma seguida y en forma de hilo, y por supuesto sin dejar de remover.
Mientras va cayendo la mezcla de miel sobre la clara seguimos batiendo y moviendo con las varillas. Tenemos que estar unos 35 minutos sin parar de mover una vez hemos echado toda la mezcla de miel y azúcar.
Volvemos a echar todo sobre el cazo y lo calentamos hasta que se haga una especie de caramelo, y cuando veamos que empieza a estar pringoso, entonces ese es el momento de añadir la almendra.
Seguimos moviendo bien y mientras añadimos el limón rallado y mezclamos todo para que quede una mezcla homogénea. Empezará a espesar costándonos mucho darle vueltas.
Untamos una fuente de aceite, para que no se pegue el turrón en ella y nos sea más fácil desmoldar el turrón después, y vertemos la mezcla caramelizada sobre el molde. Dejamos que se enfríe a temperatura ambiente y luego metemos de 2 a 3 horas en la nevera para que se enfriara y se termine de endurecer.

La clave de esta receta de turrón duro son la calidad de la miel y la almendra, asique te recomiendo que utilices para hacerla los mejores que encuentres o te puedas permitir.
Podemos poner también en la fuente unas obleas.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.