Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Tronco de nata y fresas

Postres y dulces
Postre
Ocasiones especiales

Ingredientes:

Ocultar 2 personas

Para el bizcocho:

harina ( 50 gr ) harina 50 gr
azúcar ( 60 gr ) azúcar 60 gr
maicena o almidón de maíz ( 10 gr ) maicena o almidón de maíz 10 gr
huevos ( 2 uds ) huevos 2 uds
zumo de limón ( 1 cucharadita ) zumo de limón 1 cucharadita
esencia aroma de vainilla ( unas gotas ) esencia aroma de vainilla unas gotas

Para la crema:

queso cremoso ( 120 gr ) queso cremoso 120 gr
nata para montar ( 240 ml ) nata para montar 240 ml
fresas ( 150 gr ) fresas 150 gr
azúcar ( 80 gr ) azúcar 80 gr

Para decorar:

fresas ( 200 gr ) fresas 200 gr
chocolate blanco chocolate blanco
chocolate con leche chocolate con leche
Ocultar 4 personas

Para el bizcocho:

harina ( 100 gr )
azúcar ( 120 gr )
maicena o almidón de maíz ( 20 gr )
huevos ( 4 uds )
zumo de limón ( 2 cucharaditas )
esencia aroma de vainilla ( unas gotas )

Para la crema:

queso cremoso ( 240 gr )
nata para montar ( 480 ml )
fresas ( 300 gr )
azúcar ( 160 gr )

Para decorar:

fresas ( 400 gr )
chocolate blanco
chocolate con leche
Ocultar 6 personas

Para el bizcocho:

harina ( 150 gr )
azúcar ( 180 gr )
maicena o almidón de maíz ( 30 gr )
huevos ( 6 uds )
zumo de limón ( 3 cucharaditas )
esencia aroma de vainilla ( unas gotas )

Para la crema:

queso cremoso ( 360 gr )
nata para montar ( 720 ml )
fresas ( 450 gr )
azúcar ( 240 gr )

Para decorar:

fresas ( 600 gr )
chocolate blanco
chocolate con leche

Descripción

Este tronco con nata y fresas hará las delicias de todos los comensales porque es dulce, frutal y más liviano que otros postres. Para hacerlo no necesitas mucha habilidad ni ingredientes extraordinarios. De modo que, ¡no tienes excusa para no probarlo!

Paso 1:

En primer lugar, hay que elaborar la masa del bizcocho que será la base del tronco de navidad. Precalienta el horno a 180°C para que, cuando esté lista, puedas meterla a hornear enseguida.

Paso 2:

Casca los huevos en una superficie diferente al recipiente en el que los vayas a verter y separa las yemas de las claras. La manera más sencilla de hacerlo es dejar caer el huevo entre los dedos ligeramente abiertos de la mano para que la yema quede recogida en la palma y la clara se deslice hasta el recipiente que tengas preparado debajo.

Paso 3: 

Bate las yemas de huevo junto al azúcar hasta que adquieran una textura espumosa y blanquecina. Añade el zumo de limón a las claras y móntalas. Se puede hacer con unas varillas de mano, pero resultará mucho más rápido y cómodo si empleas unas varillas eléctricas. Cuando estén a punto de nieve, deja de batir y resérvalas.

Paso 4: 

Tamiza la harina y la maicena con ayuda de un colador de malla fina. Este paso es muy importante en esta receta puesto que cuanto más esponjoso y ligero sea el bizcocho, mejor quedará.

Paso 5:

Mezcla las claras y las yemas con movimientos muy suaves para que no pierdan el aire que has obtenido montándolas. Añade poco a poco la harina y la maicena tamizadas, así como las gotas de esencia de vainilla. Remueve con una espátula de silicona hasta que esté todo integrado, siempre con mucha delicadeza.

Paso 6:

Prepara una bandeja de horno forrándola con papel sulfurado, vegetal o de horno y engrasando los bordes con aceite vegetal o mantequilla. Vuelca lentamente la masa sobre la bandeja hasta que se extienda y métela en el horno durante aproximadamente 10 minutos o hasta que el bizcocho esté dorado. Sácalo del horno, despégalo de la bandeja y enróllalo cuidadosamente mientras aún esté caliente. Déjalo enfriar envuelto en un paño de cocina limpio.

Paso 7:

Mientras se enfría el bizcocho, prepara la crema de fresas. Lava y seca cuidadosamente la cantidad de fresas indicada para la crema, quítales el pedúnculo y mételas en un vaso de batidora. Tritúralas con una batidora eléctrica hasta hacer un puré. Viértelas en un bol amplio y añade el queso crema a temperatura ambiente, la nata y el azúcar. Bate con unas varillas hasta obtener una crema untuosa y homogénea.

Paso 8:

Cuando el bizcocho esté a temperatura ambiente, desenróllalo cuidadosamente y cubre el interior con una capa de crema de fresas. Lava las fresas destinadas a decorar, sécalas muy bien y córtalas en trozos medianos. Esparce estos dados de fresa por encima de la crema y enrolla el bizcocho de nuevo sobre sí mismo. Cuando lo tengas, recubre también el rollo de crema de fresas.

Presentación:

Antes de servir tu tronco de navidad con nata y fresas, ralla chocolate blanco por encima para que las virutas se adhieran a la crema y le den un aspecto nevado. Si quieres un poquito de contraste, esparce también algunos bastoncillos de chocolate con leche y alguna fresa entera. ¡Listo!

Sugerencia:

Consigue el relleno y la cobertura más delicados y sabrosos para tu tronco de navidad con nata y fresas empleando una tarrina de queso cremoso natural de DIA. Una auténtica delicia.

En Demos la vuelta al día: Los 5 secretos para montar nata sin problemas

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.