Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Tortilla a la Galicia

Carnes, Huevos y patatas
Aperitivos y tapas, Entrantes
Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 8 personas
2 patatas grandes
2 cebollas blancas grandes
2 cebollas de verdeo (parte blanca)
3 dientes de ajo
1 chorizo colorado, o un cantimpalo o un chorizo de cerdo
200 grs. de panceta salada
6 huevos
2 cucharadas de aceite de oliva
sal y pimienta al gusto

Descripción

Esta tortilla a la Galicia es una versión de la tortilla básica de patatas a la que hemos añadido desde otros condimentos, como el ajo o la cebolleta, hasta carnes como la de chorizo. Es mucho más consistente que la normal, y a mi gusto está mucho más rica con todos esos sabores extra.

Comenzamos por pelar las patatas y las cortamos en rodajas y luego por la mitad.
En una cacerola ponemos a hervir 2 Lts. de agua con un poquito de sal, y en cuanto hierva ponemos dentro las patatas.
Cuando vuelva a levantar el hervor, las sacamos, las colamos y las dejamos enfriar y escurrir, y las reservamos. Por otro lado pelamos las cebollas blancas y las picamos. Lo mismo hacemos con la cebolleta y los ajos, que este todo muy bien picadito.
Picamos a continuación la panceta en cuadritos muy pequeños. Al chorizo de cantimpalo, lo pasamos varias veces por agua hirviendo para poderlos pelar y así de paso los desgrasamos un poco, y los desarmamos reduciéndolos a migas.
En una sartén ponemos aceite y agregamos las cebollas, el chorizo y la panceta.
Lo damos unas vueltas con una cuchara de madera, hasta que las cebollas se cristalicen momento en el que agregamos las patatas cortadas, revolviendo con cuidado para que no se rompan.
Después de unos minutos, añadimos los huevos batidos con un poco de sal y pimienta.. Con la ayuda de la cuchara de madera vamos acomodando las patatas, para que los huevos batidos se repartan en todo la preparación y dejamos que se vaya cocinando a fuego mediano, cuidando que no se queme el fondo de tu tortilla.
Cuando veamos que van cuajando los huevos, ponemos un plato encima y la damos vuelta a la tortilla para seguir cocinándola por el otro lado.
La tortilla debe quedar cuajada pero sin estar “dura” y seca, sobre todo en el medio, lo que tenemos que ir comprobando con un tenedor.
Cuando este en nuestro punto deseado de cocción, lo que hacemos es sacarla en un plato y ya la tendríamos lista para comer.
La tortilla a la Galicia se puede comer tanto fría como caliente, siempre esta riquísima.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.