Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Tortilla de tomate y alcachofas

Huevos y patatas, Verduras y frutas
Aperitivos y tapas, Entrantes, Primer plato
Internacional, Para llevar

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
aceite de oliva ( un chorrito ) aceite de oliva un chorrito
puerro ( medio ) puerro medio
tomates ( 1 ud. ) tomates 1 ud.
huevos ( 4 uds. grandes ) huevos 4 uds. grandes
alcachofas ( 2 uds. ) alcachofas 2 uds.
perejil fresco ( varias ramas ) perejil fresco varias ramas
queso curado ( rallado, 1 cucharada ) queso curado rallado, 1 cucharada
sal sal
pimienta negra pimienta negra
Ocultar 4 personas
aceite de oliva ( un chorrito )
puerro ( 1 ud. )
tomates ( 2 uds. )
huevos ( 8 uds. grandes )
alcachofas ( 4 uds. )
perejil fresco ( un ramillete )
queso curado ( rallado, 2 cucharadas )
sal
pimienta negra
Ocultar 6 personas
aceite de oliva ( un chorrito )
puerro ( uno y medio )
tomates ( 3 uds. )
huevos ( 12 uds. grandes )
alcachofas ( 6 uds. )
perejil fresco ( un ramillete )
queso curado ( rallado, 3 cucharadas )
sal
pimienta negra

Descripción

Una receta sencilla, que te puede solucionar una cena en uno de esos días tontos que no sabes que hacer y que has llegado a tarde a casa. Se trata una tortilla muy similar a nuestra tortilla de patatas y que, sin embargo, es muy típica de San Francisco, en Estados Unidos.

Paso 1:

Pela los tomates. La mejor manera de hacerlo es escaldándolos antes. El escaldado es una técnica de cocción muy rápida. De esta manera, acerca una olla o cacerola con abundante agua al fuego, bien tapada, para que se caliente antes. Mientras eso ocurre, haz un corte en forma de cruz en el tomate con la ayuda de un cuchillo. Cuando rompa a hervir el agua, mete los tomates. Sácalos apenas 30 segundos después y enfríalos bajo el grifo o bien en agua con hielo, para cortar la cocción. De esta forma, la piel saldrá fácilmente con tan sólo tirar de ella.

Paso 2:

Lava el puerro, pártelo por la mitad y córtalo en finas rodajas. Retira las semillas de los tomates ya pelados y pícalos en dados.

Paso 3:

Bate enérgicamente los huevos con una pizca de sal en un bol amplio, y resérvalos.

Paso 4:

En una sartén mediana, calienta un chorrito de aceite. Sofríe el puerro a fuego suave hasta que esté tierno. Añade el tomate en ese momento y cocina unos minutos más. Cuando esté bien hecho, retira el sofrito de la sartén e incorpóralo al bol de los huevos. Mezcla bien con el sofrito y añade también las alcachofas bien escurridas –o corres el riesgo de que tu tortilla quede aguada-. Pon también el perejil, el queso, un poco más de sal y pimienta al gusto.

Paso 5:

Vuelve a calentar la sartén al fuego con unas gotas de aceite, ésta vez a fuego fuerte. Agrega la mezcla del huevo y verduras, cocina a fuego lento hasta que la tortilla cuaje y se dore. Separa los costados y da la vuelta a la tortilla…con la ayuda de un plato y mucho cuidado. Dórala por el otro lado, y retírala del fuego.

Presentación:

Sirve tu tortilla caliente o tibia… de cualquiera de las dos formas está exquisita. La puedes tomar como plato principal… o también en una cena informal con amigos, partiéndola en pequeñas porciones. ¡Una idea de lo más original!

Alternativa:

Si quieres dar un toque gourmet a esta receta, añade un toque de aceite de trufa a los huevos batidos… le aportará un toque diferente con muchísima personalidad.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.