Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Tarta japonesa - vídeo receta

Postres y dulces
Postre
Internacional

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
chocolate blanco ( 100 gr. ) chocolate blanco 100 gr.
queso cremoso ( 125 gr. ) queso cremoso 125 gr.
huevos ( 2 uds., pequeños ) huevos 2 uds., pequeños
azúcar glas azúcar glas
Ocultar 4 personas
chocolate blanco ( 200 gr. )
queso cremoso ( 250 gr. )
huevos ( 3 uds. )
azúcar glas
Ocultar 6 personas
chocolate blanco ( 300 gr. )
queso cremoso ( 375 gr. )
huevos ( 5 uds. )
azúcar glas

Descripción

Un postre que tiene su intríngulis pero que, con estas indicaciones, conseguirlo será coser y cantar: la tarta japonesa. También llamada cotton cake o pastel de algodón japonés, este postre sólo requiere de tres ingredientes. ¡Seguro que puedes animarte ahora mismo con lo que tienes en la nevera y en la despensa!

Paso 1:

Precalienta el horno a 170°C, así tendrá la temperatura adecuada cuando llegue el momento de meter el molde con la masa de la tarta japonesa.

Paso 2:

Casca los huevos en una superficie diferente al recipiente en el que los vas a verter. Separa las claras de las yemas. Existen varios instrumentos en el mercado para hacerlo, pero la manera más sencilla es con tus propias manos. Abre el huevo sobre tu mano con los dedos entreabiertos y deja que la clara se deslice entre ellos, cayendo en el recipiente que tengas preparado debajo, mientras que la yema se queda sujeta en la palma. Lleva a cabo todo el proceso con mucha delicadeza para que la yema no se rompa. Reserva clara y yema en recipientes diferentes.

Paso 3:

Trocea el chocolate y caliéntalo hasta que se derrita. Puedes hacerlo al baño maría sin dejar de remover o en el microondas, vigilando que no se queme cada pocos segundos.

Paso 4:

Monta las claras de huevo a punto de nieve hasta que adquieran la consistencia suficiente para mantenerse inmóviles aunque voltees el recipiente. 

Paso 5:

Añade las claras al recipiente del chocolate derretido y bate vigorosamente con unas varillas para que no haya oportunidad de que se cuajen con el calor. Deja de batir cuando obtengas una mezcla homogénea y untuosa. 

Paso 6:

Agrega el queso cremoso a la mezcla de chocolate blanco y yema de huevo y vuelve a batir de nuevo hasta integrarlo perfectamente.

Paso 7:

Comienza a añadir poco a poco las claras a punto de nieve al recipiente con el chocolate, las yemas y el queso. Mezcla cuidadosamente con una espátula de silicona para incorporarlas sin que pierdan aire. Lleva a cabo todo el proceso con movimientos suaves y envolventes hasta que tengas una masa clara y esponjosa.

Paso 8:

Forra el molde con papel sulfurado, de horno o vegetal. Si tienes problemas para adherir el papel al fondo o las paredes, unta el interior del molde con un poco de mantequilla. Vierte la masa en el molde, da un ligero golpe para asentarla y coloca el molde sobre una bandeja de paredes altas adecuada para horno que llenarás de agua caliente. Mételo todo al horno.

Paso 9:

Hornea la tarta japonesa a 170°C durante 20 minutos. Cuando transcurra ese tiempo, baja la temperatura hasta alcanzar los 160°C y deja cocer 35 minutos más. A continuación, apaga el horno y deja reposar la tarta 15 minutos con el horno apagado y cerrado. Finalmente, saca la tarta y deja que se enfríe un poco antes de desmoldarla.

Presentación:

Sirve tu tarta japonesa cubierta de azúcar glas para decorar. No esperes mucho antes de darle el primer bocado.

Sugerencia:

El extra de sabor, dulzura y cremosidad que hará sobresaliente tu tarta japonesa lo encontrarás en el chocolate blanco de DIA, suave y muy sencillo de manejar.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.